Funeral y entierro del guardia civil asesinado     
 
 Diario 16.    17/01/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Funeral y entierro del guardia civil asesinado

MADRID, 17 (D16 y agencias). —Ayer por la tarde fueron inhumados en el cementerio de Nuestra Señora de los Angeles, en Palencia, los testos, mortajes del guardia civil Francisco Mota Calvo, muerto el hiñes a consecuencia de las heridas sufridas cuando intentaba desactivar un artefacto colocado por ETA militar en la localidad guipuzcoana de Azcoitia.

Por la mañana, en la capilla del Hospital Militar de San Sebastián, el funeral por el policía asesinado.

A la ceremonia religiosa asistieron ios gobernadores civil y militar de Guipúzcoa, la viuda, padres y hermanos del guardia civil muerto, primeras autoridades civiles y militares de la provincia y compañeros de la víctima.

En la homilía, el capellán del Hospital Militar se refirió al valor de la vida del hombre en !a tierra y el significado que !a muerte tiene para los cristianos como paso a la otra vida.

Finalizada la ceremonia religiosa, el féretro, cubierto con la bandera nacional, fue transportado a hombros de sus compañeros hasta el patio de! hospital, donde fue introducido en un furgón funerario para su traslado al pueblo palentino de Frechilla, donde fue inhurflado ayer por la tarde.

Una vez introducido el féretro se cantó el himno de la Guardia Civil y se dieron vivas a España y al Benemérito, Instituto.

En ese momento la viuda, con gran entereza gritó: «Viva mi marido, que ha sido muy valiente», grito que fue correspondido por gran parte de los asistentes.

Por último, diversas mujeres, que se encontraban a la puerta, increparon con diversos insultos al gobernador civil, cuando pasaba cotí su vehículo.

 

< Volver