Autor: Latorre, José María. 
   Los presos de Soria protestan por las medidas disciplinarias del Penal     
 
 El País.    27/01/1979.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Los presos de Soria protestan por las Hedidas lisciplinarias del penal

JOSÉ MARÍA LATORRE, Soria

Los presuntos miembros de ETA recluidos en la cárcel de Soria han formulado una serie de reivindicaciones de cara a la dirección del establecimiento, que hacen referencia a las medidas disciplinarias que rigen en el centro desde que fueron (raídos desde las cárceles del País Vasco. Entre otras peticiones, los presos solicitan que los miembros de la policía antidisturbios que custodian el orden interior se retiren fuera de los rastrillos.

En unas declaraciones concedidas al corresponsal de EL PAÍS en Soria, Juan María Bandrés, abogado defensor de veintisiete reclusos de la rama político militar, a los que ha visitado recientemente, señala que la situación en el interior de esta prisión es extremadamente tensa; estima que aunque la rigidez del régimen se compensa con la calidad del establecimiento, parece que los reclusos no reciben la adecuada asistencia médica por falta de un departamento especializado dentro del propio edificio que reúna cualidades para prestarla. En este sentido, hay que destacar también que la dureza del régimen interno, con sólo media hora de visita semanal por recluso, más una dominical por mes, y la limitación al envío de cartas, es singular, según manifiesta el señor Bandrés.

El ex senador y candidato de Euskadiko Ezquerra señala también en una extensa entrevista, que será publicada hoy en la prensa local, que el pueblo vasco no tiene nada que reprochar a Soria, tal y como las cosas se han planteado tras el agrupamiento de los presuntos etarras en la prisión de esta capital. Pide, igualmente, que los seríanos comprendan las razones del pueblo vasco para reclamar a sus presos, y expresa que el Ministerio del Interior muestra un débil planteamiento de la situación, al no poder garantizar con todo el aparato a su disposición la seguridad en las cárceles de Euskadi.

 

< Volver