País Vasco. Una pancarta, en el partido de Televisión. 
 Manifestaciones y encierros por los etarras de Soria     
 
 Diario 16.    14/02/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

PAÍS VASCO

Una pancarta, en el partido de Televisión

Manifestaciones y encierros por los etarras de Soria

BILBAO, 19 (D16). -Diversas manifestaciones y encierros tuvieron lugar el pasado fin de semana en el País Vasco en apoyo de los etarras encarcelados en Soria.

Durante el sábado, pequeños grupos de personas se encerraron en la catedral del Buen Pastor, en San Sebastián, mientras que otros intentaron hacer lo mismo en los locales de! Ayuntamiento donostiarra.

El mismo día, en Vitoria, unas veinte personas pretendieron encerrarse en las sedes de la Diputación alavesa y del Consejo General Vasco de la misma capital, pero no pudieron llevar a cabo su propósito al estar los locales cerrados.

En el fútbol y por TVE

Ayer por la tarde, en el estadio municipal de Atocha, en San Sebastián, durante la celebración del encuentro de fútbol entre la Real Sociedad de San Sebastián y el Real Zaragoza, transmitido en directo por RTVE, tuvo que suspenderse el partido durante varios minutos por la presencia de dos desconocidos" que pasearon por el terreno de juego una pancarta, mientras parte de los asistentes gritaban en euskera «Presos a la calle».

Detenciones en Baracaldo

Una pequeña manifestación que se organizó a mediodía de ayer en Baracaldo (Vizcaya), a la salida de medio centenar de personas que habían pasado la noche recluidas voluntariamente en la iglesia de Santa Teresa, fue disuelta por la Policía Nacional, que disparó con pelotas de goma y practicó varias detenciones.

Los incidentes se iniciaron cuando, tras la lectura, por parte de los encerrados en la iglesia, de un comunicado en el que pedían apoyo a los presos de Soria y anunciaban una asamblea popular en Baracaldo para el próximo miércoles, un centenar de personas iniciaron una manifestación para acudir a la iglesia de San José, situada a unos quinientos metros, y leer allí el mismo documento.

Barricadas

La Policía, que estuvo presente en todo momento en las inmediaciones de la iglesia de Santa Teresa, disolvió la manifestación sin que se produjeran incidentes graves, aunque el grupo de manifestantes consiguió cruzar un autobús a modo de barricada.

Mientras tanto, una docena de jóvenes que permanecen encerrados, en el Obispado de Bilbao desde hace varias semanas, hasta que «se retiren las Fuerzas de Orden Público de la cárcel de Soria y retornen los presos a Euskadi», se encarcelaron en el casco viejo de Bilbao.

 

< Volver