Asociación Nacional de Constructores - Promotores de Edificios. 
 Debe establecerse una política del suelo verdaderamente social     
 
 Informaciones.    17/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ASOCIACIÓN NACIONAL DE CONSTRUCTORES-PROMOTORES DE EDIFICIOS

Debe establecerse una política del suelo verdaderamente social

MADRID 17 (INFORMACIONES).

PARA el sector de la construcción. 1971 se presenta lleno de incertidumbre y zozobra, según un

informe, presentado ayer a los medios informativos por la Asociación Nacional de Constructores

Promotores de Edificios.

Y ello, a pesar de que el presupuesto estatal se ha aumentado en un 19,4 por 100 sobre 1976, alcanzando

los 967.000 millones de pesetas de los que 117.000 corresponden a vivienda y obras públicas, lo que

representa, para vivienda, un aumento del 115 por 100. al pasar de 16.000 a 34.000 millones de pesetas

No obstante, el cambio de sistema de financiación - últimos decretos sobre vivienda social - ha paralizado

la tramitación de préstamos hipotecarios: el Banco de Crédito a la Construcción tiene 1.500 préstamos -

por valor de 34.000 millones - pendientes de concesión. Otro tanto sucede con 9.000 millones del Banco

Hipotecarlo de España.

Se teme que, al frenarse la puesta en marcha de la nueva ley de Vivienda Social - por falta de financiación

de la Banca privada y Caja de Ahorro y escasa inversión privada - , el paro obrero aumente, ya que el plan

por otra parte, tiende a frenar la construcción de vivienda libre.

Para cumplir el plan - 450 000 viviendas en cuatro años - se precisan 150.000 millones en 1977. de los

que 115000 habrán de ser financiado por privados o por constructores - promotores. Los Bancos y Cajas,

en el mejor de los casos, podrán aportar unos 85 000 millones para viviendas de tipo social y Grupo I.

Finalmente - manifiesta el informe -, los precios máximos de venta señalados por la ley no corresponden

a la realidad. No recogen la carga especulativa que supone el alto coste del suelo urbanizado sobre la

vivienda sobre todo en las grandes aglomeraciones urbanas

Como conclusión, la Asociación Nacional de Constructores-Promotores estima que debe establecerse una

política del suelo verdaderamente social a precio razonable para familias de renta baja y clase media.

Para ello, es necesario clarificar el sistema de financiación y prorrogar durante 1977 el Reglamento

anterior de Viviendas de Protección Oficial hasta el "Segundo Programa de Viviendas Sociales" y

restablecer un "módulo" adecuado para el precio de venta de la vivienda social del grupo A.

 

< Volver