Comerciantes e industriales madrileños intentan constituir una asociación     
 
 Ya.    03/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Comerciantes e industriales madrileños intentan constituir una asociación

A las ocho y media de la noche de ayer tuvo lugar, en uno de los salones del Circulo de la Unión

Mercantil e Industrial, una reunión preliminar con el objeto de sentar las bases de lo que se quiere que sea

la futura asociación de comerciantes e industriales de Madrid. El Círculo cuenta en la actualidad con

2.000 asociados, lo cual representa, aproximadamente, el 0,5 por 100 de la totalidad del censo de

empresas de los distintos ramos de la industria y del comercio, actualmente operantes en la capital de

España.

Al acto, a pesar de las profusas notas de convocatoria distribuidas por los distintos medios de

comunicación, acudió un reducido número de personas. Así lo señaló el presidente de la entidad, don

Ramiro Matorranz Cedillo, al iniciar el discurso introductorio de la reunión: "Me sorprende - dijo - la

escasa asistencia de público, aunque esto tampoco en de extrañar. Nunca he visto elemento más desunido

que el comercio."

Después puso de relieve el largo periodo de tiempo transcurrido desde que por primera vez surgiera la

idea de la asociación de los comerciantes e industriales de Madrid: "Cien años han pasado - fueron sus

palabras - y ahora pretendo que nos asociemos de forma apolítica. Aquí caben todos los hombres que

tengan una profesión relacionada con la economía." Y añadió: "Ustedes son el pueblo de esta casa.

¡Unámonos de una vez! Tenemos que hacer sentir nuestro deseo y nuestra verdad, gobierne quien

gobierne."

Tras resaltar la necesidad que tienen las venas españolas de que el dinero corra por ellas, por ser éste el

único elemento que hace grande y desarrolla a un país, terminó: "Pretendo que seamos una sólida roca

contra la que nadie pueda enfrentarse. Esto se consigue con unión y razón. La verdad es fundamental.

Donde no hay verdad no hay razón."

Se pasó después al turno de intervenciones, tomando la palabra el señor Olmedo, quien se preguntó sobre

las formas de dirigir una asociación del tipo de la que se quiere crear y dejó bien clara la necesidad de que

la entidad a formar solamente persiga la defensa de los comerciantes. "Al comerciante - señaló - le

interesa una asociación apolítica que se guíe únicamente por la defensa de los comerciantes."

Tras él habló - un representante del gremio de artes gráficas, que abogó por la creación de gremios piloto

asociados que sirvan de motivo de arrastre a todos loa demás. Ese modelo inicial serviría, según el citado

representante, para la futura creación de una unión mercantil.

El señor don Manuel del Moral, concejal del Ayuntamiento de Madrid, presidente del Consejo de

Empresarios y procurador en Cortes, siguió el turno con una intervención de marcado carácter político.

Despertaron algunos aplausos sus palabras, que, por otra parte, dejaron bien sentado que los profesionales

no ligados de forma directa a la actividad comercial o industrial no deberían integrarse en la futura

entidad. Habló de su convicción de que el momento político que atraviesa el país va a dar paso a una

lucha de clases, ante la cual, dijo, "todos los empresarios debemos estar unidos. Debemos unirnos por

gremios, primero, y por federaciones, posteriormente". Y añadió: "Nuestro sindicato fue de participación

y no de reivindicación. Aquello se va a acabar, señores, y debemos estar muy unidos para cuando llegue

el momento."

 

< Volver