El indulto     
 
 Informaciones.    02/01/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL país pudo despedir el año aliviarte de su tensión. El indulto con que fueron graciados los seis condenados a muerte en el proceso de Burgos implica mucho más que la importante nota emocional de ver salvaguardadas unas vidas humanas; supuso, además, una prueba dé fortaleza por parte del Régimen. El indulto, en suma, motivó el apaciguamiento para los de afuera y una llamada a la concordia y al entendimiento para los de dentro.

La congratulación exterior por la clemencia ejercida por el Jeje del Estado ha sido unánime., incluso en sectores tradicionalmente hostiles al Régimen Desde el secretario de tas Naciones Unidas a la Secretaria de Estado vaticana, pasando por todos los Gobiernos europeos, han proliferado las declaraciones de satisfacción por este positivo gesto..

En el interior ha ocurrido otro tanto a más de continuar las expresiones de adhesión a la figura del Jefe del Estado v a las Instituciones. Especial mención merece el telegrama cursado a Franco por el teniente general García Rebull, capitán general de Burgos, manifestándole su adhesión y la de las tropas a sus órdenes.

El cónsul señor Beihl, por otra parte ha abandonado momentáneamente —al parecer— España y descansa en algún lugar de Alemania, lejos de la curiosidad informativa que trata de desentrañar las muchas lagunas que aún ofrece la historia de su secuestro.

Y cumpliendo el ciclo cronológico del año, parece como si una etapa de tensiones se hubiera cerrado para abrirse otra de mayor templanza y sosiego. El país reanuda c on el año nuevo el hilo de sus genuinos problemas.

 

< Volver