Autor: ;T. E.. 
   Nuevas negociaciones para desbloquear el tema de la policía autónoma     
 
 El País.    10/12/1980.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Nuevas negociaciones para desbloquear el tema de la policía autónoma

J.A,yT.E. Vitoria

La inesperada convocatoria —a iniciativa del propio Adolfo Suárez— de una reunión, al más alto nivel, de la práctica totalidad de los miembros de la comisión mixta de transferencias, para tratar de desbloquear las negociaciones en torno a la policía autónoma, fue la nota más destacada de la primera jornada del viaje presidencial, en lo que se refiere a las relaciones Gobierno vasco y Administración central.

Antes de iniciar la mencionada sesión, que se llevó a cabo después de la cena que el lendakari ofreció a Adolfo Suárez, los consejeros del Gobierno vasco —que no disimulaban su preocupación— velan con buenos ojos la «voluntad de diálogo» de los representantes del Gobierno español.

Cuando por la mañana Adolfo Suárez y Carlos Garaikoetxea se reunían con representantes de la Administración central y del Gobierno vasco, el pesimismo era la nota dominante entre estos últimos.

Mientras en Madrid la comisión de conciertos económicos continuaba su curso de negociación, la referida a la policía autónoma continuaba suspendida desde la tarde del pasado domingo.

Revisión de posiciones

En este sentido, el consejero de Trabajo —y miembro de la comisión mixta—, Mario Fernández, afirmaba: «No es cierto que haya habido un no vasco después de un sí vasco, y que haya sido aquél el causante del impasse. Lo que ha habido es una revisión de posiciones por parte de la Administración central del Estado con respecto a algunos puntos».

Para el Gobierno vasco, según el consejero de Trabajo, la creación de la policía autónoma vasca a partir del restablecimiento de los cuerpos de mikeletes y miñones debe hacerse en base a unos mínimos de competencias. «Estos mínimos no significan agotar el tema, pero sí la asunción de competencias que vemos claramente que corresponden en exclusiva a la comunidad autónoma y que deben quedar reflejadas desde el primer momento».

La reanudación de las mencionadas conversaciones, paralelamente a la presencia de Suárez en Euskadi, no implica —en opinión de las fuentes consultadas por EL PAÍS— una solución inmediata al contencioso. El objetivo de las mismas, según ambas partes, es intentar sentar las bases sólidas para un acuerdo a medio.plazo, que —previsiblemente— se realizaría en Madrid. En este sentido, la secretaria de Estado para la Información, Rosa Posada, señalaba que estos contactos —con plenos poderes por ambas partes y realizados paralelamente a los de Madrid— se intensificarían a lo largo de la estancia del presidente Adolfo Suárez en el País Vasco.

 

< Volver