Rosón no quiso recibir a una delegación presidida por Mario Onaindía. 
 En libertad dos de los tres dirigentes de EE detenidos     
 
 El País.    02/07/1980.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

EL PAÍS, miércoles 2 de julio de 1980

NACIONAL

Rosón no quiso recibir a una delegación presidida por Mario Onaindía

En libertad dos de los tres dirigentes de EE detenidos

Dos de los tres dirigentes de la coalición abemole Euskadiko Ezkerra —Javier Garayalde y Javier Ruiz de Apodaca—, detenidos por la policía, fueron puestos en libertad en las últimas horas. Sólo uno de ellos —Ignacio Múgica Arregui (Ezkerra)— permanece aún en las dependencias de la Dirección General de Seguridad del Estado, aunque se cree que correrá la misma suerte que sus do^compañeros puestos en libertad durante el día de ayer.

Según diferentes observadores, las detenciones de los tres dirigentes de Esukadiko Ezkerra podrían obedecer a una operación del Gobierno encaminada a obtener de la citada organización una clarificación de su postura en torno a las acciones de los polis-milis. Se trataria mas bien de detenciones politicas y no policiales con el un de comprometer a Euskadiko Ezkerra a salir de su ambigüedad.

Las detenciones de Garayalde, Ruiz de Apodaca y Múgica Arregui —hombres claves de la organización— han causado cierto revuelo en el seno de Euskadiko Ezkerra y ha traído consigo que una delegación de la dirección del partido —encabezada por Mario Onaindia— se encuentre desde ayer en Madrid.

La delegación, compuesta, además de Onaindía, de Pedro Ruiz Valerdi, Martín Auzmendi, Vicente Serrano Izco, Javier Marquiegui, Iñaki Albistur, Javier Olabarría y los dos dirigentes puestos en libertad, intentó entrevistarse ayer por la tarde con el ministro del Interior, Juan José

Rosón, no accediendo éste a la petición.

No obstante, en el Ministerio del Interior, los componentes de Euskadiko Ezkerra pudieron conversar con el secretario particular del ministro, a quien le expresaron su intención de hablar con Rosón, entre otras cosas, para manifestarle según mentes de! Ministerio del Interior consultadas por Europa Press— que su organización no tiene ninguna relación con las actividades de ETApm.

El secretario particular del ministro del Interior contestó que Rosón tenía una agenda de trabajo muy apretada, a lo que los dirigentes políticos vascos respondieron que, en ese caso, deseaban mantener un contacto con alguna otra personalidad del departamento. El secretario respondió que no sabía con quién podían hablar, hecho éste que motivó que la delegación de Euskadiko Ezkerra decidiera abandonar el ministerio.

Javier Marquiegui, miembro de la delegación, dijo a EL PAÍS que le había dado el encargo al secretario de Rosón de que se encontraba en Madrid gran parte de la ejecutiva de Euskadiko Ezkerra, y que esperaban o ser recibidos o Ser detenidos. «Si no se lleva a cabo ninguna de las dos cosas», añadió, «quiere decir que todo lo que se ha montado contra nosotros es mentira».

Previamente a ésto, la delegación de Euskadiko Eskerra celebro una conferencia de prensa en un hotel madrileño en la que intervinieron Mario Onaindía y los dos dirigentes puestos en libertad. Onaindía dijo que, a pesar de las declaraciones efectuadas por el portavoz del Gobierno, Josep Meliá, acerca de la existencia de datos que relacionan a los detenidos con actividades terroristas, no existe ninguna relación entre la organización de la que es secretario general y ETApm. «La prueba está», agregó, «en que los detenidos son puestos en libertad inmediatamente, sin ningún cargo en su contra».

Garayalde manifestó que había recibido buen trato en las dependencias policiales y se mostró extrañado por los motivos de su detención, aunque precisó que las detenciones obedecen a un deseo del Gobierno de contentar a determinados sectores sociales, o de implicar a Euskadiko Ezkerra en la actual campaña de ETApm en las zonas turísticas españolas.

Ruiz de Apodaca intervino para decir que su detención duró sólo seis horas. «Me extrañó mucho la detención», indicó, «porque no hubo interrogatorio. Me preguntaron cosas muy raras: desde por qué se cerraron los diario Unidad y La Voz de España, hasta cuánto ganaba».

Onaindia subrayo que Euskadiko Ezkerra no condenaba a ninguna organización. «Lo que podemos hacer es criticar su estrategia, ya que no vamos a caer en la trampa que nos tiende el Gobierno y cometer la torpeza de definirnos en el dilema de o con ETA o con el Gobierno».

Sin embargo, declaró que la campaña de ETApm significaba «un paso atrás», señalando que «habría que analizar quién ha sido el primero en dar pasos atrás».

«El Gobierno cree que presionándonos a nosotros», dijo por último, «se va a detener la campaña de ETApm, cuando el Gobierno puede detenerla mañana mismo si olvida su orgullo y formalismo y acepta la vía del diálogo y la negociación».

 

< Volver