Según han revelado dos alpinistas polacos. 
 La expedición vasca que coronó el Everest colocó una "ikurriña" con el emblema de ETA en la cumbre     
 
 El País.    19/08/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Según han revelado dos alpinistas polacos

La expedición vasca que coronó el Everest colocó una ´Ikurriña" con el emblema de ETA en la cumbre

CORRESPONSAL,

San Sebastián

Una ikurriña con el emblema de ETA en un lado y el antinuclear en el otro figuraba entre los objetos recogidos por los compañeros polacos que han conseguido conquistar la cima del Everest después de que lo hiciera, a medidados del pasado mes de mayo, una expedición vasca integrada por doce hombres.

En un reportaje de la agencia polaca Interpress, publicado ayer por El Diario Vasco, de San Sebastián, se recoge la noticia acompañada de sendas fotografías demostrativas del hecho.

El pasado 14 de mayo, Martín Zabaleta, uno de los doce miembros de la expedición, consiguió alcanzar la cumbre acompañado por dos serpas. Según declaraciones que realizó a su regreso a Bilbao, en cuyo aeropuerto fueron recibidos por el propio presidente del Gobierno vasco, Zabaleta permaneció tres cuartos de hora en la cima fotografiando y filmando la ikurriña que había llevado él «con el eslogán que asumo personalmente», la entregada por el Gobierno vasco, la antinuclear y la nepalí.

En la mencionada expedición participaron además del hernaniarra Martín Zabaleta, los alaveses Juan Ignacio Lorente y Luis María Sáez de Olazagoitia, los guipuzcoanos Juan Ramón Arrúe, José Urbieta, Felipe Uñarte y Ricardo Gallardo, (os navarros Javier Garayoa y Xabier Erro, los vizcaínos Enrique de Pablo y Emilio Hernando, así como Angel Rosel, técnico industrial de Biarritz.

Al parecer, en este equipo expedicionario coexistieron diversas ideologías, sin que se planteasen problemas en este sentido.

En el reportaje de la agencia Interpress se resalta, además de los avalares de la aventura, la fuerte amistad surgida entre las dos expediciones. Los vascos invitaron a sus colegas polacos a visitar los Pirineos y, a su vez, éstos fueron invitados a visitar los Tatre polacos.

 

< Volver