El atentado es un ataque directo a la policía autónoma vasca     
 
 El País.    11/01/1980.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

El atentado es un ataque directo a la policía autónoma vasca

«Locura», «crimen execrable», «auténtico desastre», «injustificable y bárbaro asesinato», son algunos de los términos utilizados por dirigentes políticos vascos al referirse al atentado que ayer costó la vida al comandante Jesús Velasco Zuazola.

«El atentado brutal que ha causado la muerte al comandante Jesús Velasco constituye, además de un crimen execrable, un desafío incalificable al pueblo vasco.» Con estas palabras se inicia el comunicado de condena del hecho, que hizo público a mediodía de ayer el presidente del Consejo General Vasco, Carlos Garaikoetxea.

Señala en su escrito el lendakari del CGV que el crimen, además de resultar condenable por consideraciones humanas y políticas, que ya se han evocado en anteriores atentados, «parece en este caso, al haber sido dirigido contra el responsable de la policía autónoma alavesa, una premonición de la violencia que ya se anuncia contra la policía autónoma, prevista en el Estatuto aprobado por el pueblo vasco».

Tras expresar su condena por el atentado y la condolencia a la familia del señor Velasco, Carlos Garaikoetxea afirma: «Debemos expresar inequívocamente nuestra decisión de llevar a efecto el programa estatutario aprobado por el país, recabando de todo el pueblo un posicionamiento firme y definitivo frente a los que por la fuerza y el terror pretenden suplantar la voluntad popular mayorítaria.»

«Tenemos que seguir adelante», repetía ayer Jesus Maria Viana, responsable político de UCD del País Vasco, al referirse al atentado contra Jesús Velasco, que calificó de «obra de auténticas bestias, que no están dispuestas a concedernos ni un minuto de tranquilidad». «No tengo», afirmó, «palabras para calificar este hecho, que constituye un verdadero desastre».

El también diputado de UCD Julen Guimon calificaba el atentado como «un mal augurio para un cuerpo embrionario de la policía autónoma como es el Cuerpo de Miñones».

Por su parte, el presidente de la Diputación de Álava, Emilio Guevara, considera que asesinar al jefe de miñones de Álava no tiene sentido, «si no es impedir», dijo, «que aquí se construya nada, aunque estamos seguros de que hay que trabajar para edificar la democracia en Euskadi. Quieren hacernos ver que este país no tiene solución, pero estamos convencidos de que sí la tiene».

Para el director de la cartera de Interior del CGV, José Manuel Epalza, el atentado contra el comandante Jesús Velasco no tiene justificación de ningún tipo.

«Este es un problema que va a reproducirse y tiene sus objetivos en hacer zozobrar el proceso democrático y autonómico en Euskadi», declaró el consejero de Trabajo del CGV, el socialista Juan iglesias. «Hoy por hoy es un atentado contra las elecciones al Parlamento vasco.»

Alianza Popular, en un comunicado, interpreta el atentado como «la pretensión de sectores extremistas de controlar la policía autónoma a través de la creación de un clima de terror sistemático*.

 

< Volver