Políticos vascos clasifican de demencial la campaña etarra     
 
 Diario 16.    14/06/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

REACCIONES AL CHANTAJE DE LAS BOMBAS CONTRA EL TURISMO

Las dos primeras bombas, de la veintena que ETA (p-m) dice haber colocado en las costas españolas, harán explosión a una hora determinada de esta noche o madrugada, en un lugar sin especificar de la provincia de Alicante. Al mismo tiempo que la organización terrorista hacía este anuncio a medios informativos vascos, las fuerzas políticas vascas condenaron tajantemente esta nueva ofensiva de ETA (p-m). El Gobierno de Euskadi emitió un comunicado en el mismo sentido, aunque trataba al grupo terrorista de «organización armada»!

Políticos vascos califican de demencial la campaña ETARRA

Bilbao (Corresponsal) Desde sus diferentes ópticas políticas los partidos vascos hicieron públicas ayer sus opiniones sobre la campaña emprendida por ETA (p-m), a excepción de la coalición Euskadiko Ezkerra, próxima, al menos ideológicamente, a esta organización.

A primeras horas de la tarde de ayer, momentos en que se cumplía el plazo dado por ETA (p-m) para iniciar una campaña de activación de explosivos en puntos indeterminados de las zonas turísticas españolas, no se habla registrado aún ninguna llamada para el desalojo de los lugares donde estaban colocados los artefactos.

A excepción de Euskadiko Ezkerra, que no se había pronunciado al respecto, los distintos sectores políticos vascos han criticado desde sus distintas ópticas una medida que, al menos, ha sorprendido por inesperada.

La opinión pública vasca teme un desenlace negativo de esta iniciativa. Asís se estimaba en Bilbao ayer que la explosión registrada en Fuengirola pudo ser un anticipo de algún fallo en los artefactos que dice haber colocado ETA (p-m).

La petición no es aceptable para el Gobierno

Entre tanto, prácticamente la totalidad de los políticos consultados, de uno u otro signo, coinciden en señalar que los tres puntos que ahora piden los dirigentes de ETA (p-m) para proceder a la desactivación de los artefactos, no parece que puedan conseguirse fácilmente.

La libertad de los 19 presos, la inhabilitación del director de la cárcel de Soria y el anuncio, antes de dos meses, de un referéndum en Navarra para su integración en el País Vasco, resultan prácticamente ´inaceptables para el Gobierno, por las complicaciones de tipo político y constitucional que conllevan, según estos mismos sectores políticos.

Campaña demencial

Algunos partidos han condenado ya la iniciativa poli-mili, calificándola de «demencial» porque según el secretario general del Partido Comunista de Euskadi, Roberto Lerchundi, «es intolerable defender el Estatuto con los métodos que el propio Estatuto condena».

«No se van a conseguir los objetivos por este sistema y, sin embargo, se restinge la democracia, en tanto que el punto referente a Navarra resulta una provocación para los navarros, que requieren tranquilidad para decidir su incorporación a Euskadi.»

Lerchundi ha recalcado también que «el daño fundamental de la campaña va en detrimento del sector laboral de hostelería y que los trabajadores mismos han denunciado, al mismo tiempo que deteriora la imagen de Euskadi en las otras nacionalidades españolas».

Abertzales, críticos

La condena de la campaña prevista por ETA (p-m), basada en estos dos puntos del perjuicio a los sectores obreros de la hostelería y a la imagen de los vascos en el resto del Estado, se ha extendido en parecidos términos a todos los sectores políticos, desde la izquierda extraparlamentaria y rupturista, hasta Alianza Popular, pasando por el PSOE y el Partido Nacionalista Vasco.

En otros sectores se pone incluso en duda que la amenaza se lleve a efecto, pero en círculos de la izquierda abertzale se destaca que «la amenaza tiene un objetivo político claro».

El EMK destaca que «en la misma rueda de prensa en la que anunciaban la nueva campaña armada, ETA (p-m) arremete contra las fuerzas que hemos convocado la huelga general para el próximo viernes día 27, contra el paro, la represión, la amnistía y la paralización de Lemóniz. Nos acusa de ser sectarios, cuando el proceso seguido para la convocatoria de dicha huelga ha sido abierta, y si ellos no están es porque no han querido aparecer en las asambleas y reuniones».

«Nos acusan —siguen diciendo los portavoces del EMK— de que en la convocatoria de huelga general hay fuerzas de izquierda ausentes, cuando ETA (p-m) sabe que esa izquierda es la izquierda reformista y constitucionalista que está contra la amnistía, contra la incorporación democrática de Navarra y de cualquier tipo de movilización popular que verdaderamente se enfrente al Estado centralista y a la reforma.»

 

< Volver