Dos de los tres detenidos, ya en libertad, se explicaron ante la prensa. 
 Euskadiko Eskerra emplaza al Gobierno a negociar     
 
 El País.    02/07/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Dos de los tres detenidos, ya en libertad, se explicaron ante la prensa

Euskadiko Eikerra emplaza al Gobierno a negociar

Madrid - Javier Garayalde («Erreka»), dirigente de Euskadiko Ezkerra, afirmó ayer tarde «que el Gobierno tiene la llave, negociando, para detener la campaña de bombas de ETA (p-m)». También rebatió las «falsedades del portavoz del Gobierno, Josep Meliá, de querer involucrarnos con las actividades de ETA (p-m)».

El dirigente de EE, que acababa de salir en libertad de la Dirección de la Seguridad del Estado (DSE), asistió a una rueda de prensa. En la misma, también participaron Javier Ruiz Apodaca («Apolonío»), que permaneció detenido durante cinco horas en San Sebastián; Mario Onaindia, secretario general de EE, y varios miembros de la ejecutiva de la coalición vasca.

Los dirigentes de EE, que esperan que en las próximas horas también salga en libertad de la DSE José

Ignacio Mugica Arregui

pidieron audiencia al ministro del Interior, quien no les recibió.

Javier Garayalde reconoció que la campaña de las bombas representa una involución y que fomenta el sentimiento antivasco en los pueblos del Estado español.

El antiguo militante de ETA también puntualizó a los periodistas que el Gobierno tiene que conversar con quien haya de conversar para solucionar la situación.

«La campaña de bombas —afirmó— no se soluciona trasladando a los presos vascos a Herrera de la Mancha, ni deteniéndonos a nosotros, que somos un partido legal y estamos por las vías políticas y no por la violencia.»

Gobierno ineficaz

El que se apartó de ETA para crear el partido ETA rebatió las «falsedades del señor Meliá». El hecho de estar en libertad —precisó Garayalde— a las pocas horas de ser detenidos, ni tan siquiera conducirnos al juez, prueba la falsedad de las acusaciones del portavoz del Gobierno, que insinuaba nos quería relacionar con las actividades de ETA (p-m).

Garayalde confesó que recibió buen trato tanto en la Comisaría de San Sebastián como en la «anima DGS», donde Je sirvieron la comida de cafetería, debido a su estado de salud. También dijo que los funcionarios en ningun momento le interrogaron sobre la campaña de las bombas. Las conversaciones giraban en torno a saber si EE ejercía la dirección política de ETA(p-m). Garayalde declinó la invitación que le hizo la Policía de acompañarle hasta San Sebastián. «Yo manifesté a los funcionarios que mis compañeros venían para Madrid.»

Retroceso político

Mario Onaindia, secretario general de EE, calificó como de «muy grave retroceso político» el hecho de

detener y aplicar la ley Antiterrorista a militantes de EE. Criticó duramente las declaraciones de Meliá.

«Estamos en Madrid -dijo- para que el ministro del Interior nos reciba y nos pregunte lo que quiera, pero que no traten de escudar su ineficacia política acusando a EE.» En la tarde de ayer, los directivos de la coalición abertzale solicitaton audiencia con Juan José Rosón.

El dirigente de EE fue contundente: «El Gobierno cree que presionándonos a nosotros se va a detener la campaña de ETA(p-m), cuando el Gobierno puede detenerla mañana mismo si olvida su orgullo y formalismos y acepta la vía del diálogo y la negociación.»

¡No condenan a ETA

«No condenamos a ningún partido —matizó Onaindía ni siquiera a ETA m,

o que hacemos es critícar su estrategia, que puede crear la involución, ya que no vamos a caer en la trampa que nos tiende el Gobierno. Nosotros no estamos ni con ETA ni con el Gobierno.» También dijo que estaban con Los obreros, los turistas y los sectores que se ven afectados en la campaña de ETA. «Es el Gobierno —destacó— quien los olvida, como olvida que más de la mitad del Parlamento vasco rechazó la Constitución española y que la casi totalidad de ese Parlamento apoyó el Estatuto de Guernica.»

 

< Volver