UCD volvió a quedarse sola en el Pleno del Congreso. 
 La ausencia del PNV impidió a la oposición cambiar la ley de Referéndum     
 
 Diario 16.    13/06/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 23. 

UCD volvió a quedarse sola en el Pleno del Congreso

La ausencia del PNV impidió a la oposición cambiar la ley de Referéndum

Los partidos favorables a modificar la ley de Referéndum, con el fin de repetirlo en Almería y poder elaborar el Estatuto de Autonomía de Andalucía por la vía del artículo 151 de la Constitución, se indignaron ayer con los parlamentarios del PNV al no

Madrid — El secretario general del Partido Socialista Andaluz (PSA), Alejandro Rojas Marcos, lamentó que los nacionalistas vascos del PNV no «bajaran al Congreso para apoyar al pueblo de Andalucía en su lucha por la autonomía. Todos vota mos a favor del Estatuto de Guernica por el que los vascos han recuperado el autogobierno. Arrieros somos y en el camino nos encontraremos».

El Partido Socialista de Euskadi (PSE) calificó la ausencia del PNV como «el más grave acto de insolidaridad colectiva producido con un pueblo de España».

En un comunicado, los socialistas acusan al PNV de haber «iniciado una delirante espiral de irracionalidad y desprecio frente a los graves problemas planteados en España» y manifestaron su repulsa «ante la inconcebible afirmación de los dirigentes del PNV de denominar "comedia" a lo que está sucediendo en Andalucía, afirmación que sólo puede entenderse como un sarcasmo o una pérdida de sentido común».

El presidente de la Junta de Andalucía, Rafael Escuredo, afirmó que mientras continúe él en el cargo «no habrá autonomía en Andalucía sino es por el 151. Nosotros no nos sentimos perdedores porque el pueblo el 28 de febrero nos dio la razón y es una contradicción que el Gobierno haya ganado el referéndum por un solo voto».El socialista Gregorio Peces-Barba piensa que el Gobierno continúa cometiendo errores porque ha perdido una buena oportunidad de solucionar los problemas de Andalucía».

UCD contraataca

El diputado centrista Gabriel Cisneros se expresó con una argumentación dia metralmente opuesta: «Es un triunfo del pueblo andaluz frente a la manipualación demagógica de que ha sido objeto por parte de la izquierda.»

El ministro de la Presidencia, Rafael Arias-Salgado, consideró que «UCD ha demostrado una vez más su uniformidad a la hora de votar sin que se registrara ninguna indisciplina. Ha sido pueril ver votar a los socialistas con la papeleta abierta para poder controlar su disciplina de voto».

Por su parte, el titular de Administración Territorial, José Pedro Pérez-Llorca, opinó que la votación de ayer dejaba zanjado un problema que impedía iniciar las negociaciones autonómicas en Andalucía.

El secretario general de UCD, Rafael Calvo Ortega, afirmó que el resultado de la votación «permite a UCD continuar la línea de autonomía plena urgente para Andalucía. Si hubiera triunfado la iniciativa de la oposición la autonomía andaluza se hubiera retrasado porque habría tenido que repetirse el referéndum y otros trámites».

Félix Pérez Miyares, presidente de UCD andaluza, reiteró su predisposición para «dialogar con todos los partidos en busca de un acuerdo sobre la autonomía andaluza».

Voluntad mayoritaria

Todos los defensores de las cuatro propuestas de modificación de la ley de Referéndum mantuvieron la idea de que la iniciativa únicamente buscaba respetar la voluntad mayoritaria de autonomía expresada por el pueblo andaluz el pasado 28 de febrero.

En nombre del grupo socialista, Luis Yáñez pidió, parafraseando al presidente del Gobierno, que se elevara

«a categoría real lo que es normal en la calle».

«Creemos que sólo la modificación de, la ley de Referéndum, en el sentido de permitir la repetición del mismo en Almena, puede conducirnos a superar la contradicción entre la nítida expresión de la soberanía popular y el corsé de la ley que ha demostrado su imperfección, su inadecuación a la realidad en la primera prueba a que ha sido sometida.»

En representación del grupo andalucista intervino Miguel Ángel Arredonda, quien afirmó que «o cambian el título octavo de la Constitución o convertiremos la cuestión autonómica en fuente permanente de conflictos y de inestabilidad».

Fernando Soto, dirigente comunista andaluz, subrayó los problemas socioeconómicos que padece Andalucía.

Turno en contra de UCD

«La toma en consideración de la proposición de ley que defendemos —insistió— no será una derrota para

nadie, será, en todo caso, una victoria para Andalucía.»

En el turno en contra a las proposiciones de ley, y en nombre del Gobierno, intervino el diputado de UCD por Almería Francisco Soler Valero. Su intervención se basó en argumentar la defensa del Estado de derecho y el respeto a la norma, así como la de la provincia, centrándose fundamentalmente en la situación de Almería tras el pasado referéndum del 28 de febrero.

Presentó también algunos datos respecto a aquella consulta, señalando que se habían utilizado los mismos medios que en las elecciones municipales y que, respecto a las irregularidades del censo, sólo se habían presentado 293 reclamado nes, casi todas por cambios de domicilio.

Insistió repetidamente en que la oferta autonómica hecha por UCD era más rápida y que había que sentarse a negociar sin plan tear la retroactividad de la ley y no repetir el referen dum en Almería. Asimismo, acusó a la oposición de haberse saltado las garantías democráticas en la con sulla del 28 de febrero, con cluyendo que si se negocia, Andalucía puede tener Estatuto este mismo año.

La intervención de Soler Valero fue la más dura de toda la sesión, llegando en algún momento a acusar a la oposición de falta de respeto a las instituciones del Estado y de «atropello y humillación de un pueblo que ha votado libremente».

Pápelas sin doblar

La votación fue secreta aunque los socialistas entregaron las papeletas abiertas al presidente del Congreso, Landelino Lavilla, que las dobló una por una para introducirlas en la urna.

El dirigente de la Minoría Cátala, Miguel Roca, cambió su papeleta con otra de un socialista para demostrar que votó en contra del Gobierno. Coalición Democrática se abstuvo.

haber asistido al pleno del Congreso y votar a favor.

Con la abstención de Coalición Democrática, UCD y el Gobierno se quedaron solos y lograron frenar a la oposición por el escaso margen de un voto: 163 contra 162.

Yáñez, Escuredo y Felipe, enfadados con el PNV.

FOTO: ESCALERA

 

< Volver