Autor: P. U.. 
 Algunos fundadores, opuestos a los despidos. 
 Continúa el conflicto del diario Egin     
 
 El País.    23/12/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Algunos fundadores, opuestos a los despidos

Continúa el conflicto del diario "Egin"

P. u., Bilbao

Tras su fugaz reaparición el jueves, ayer tampoco se publicó el diario Egin, cuyos trabajadores se mantienen en huelga desde el pasado domingo, a raíz del nombramiento de Mirentxu Purroy como directora del periódico.

Tras la notificación por parte de la junta de fundadores y consejo de administración del despido de trece trabajadores, a última hora del miércoles, vienen sucediéndose los intentos de negociación, sin que hasta el momento hayan aparecido síntomas de acercamiento. Los trabajadores en paro habían, sin embargo, retirado su exigencia de vetar la candidatura de Mirentxu Purroy, y únicamente planteaban la retirada de los despidos como condición para reincorporarse al trabajo.

A última hora del jueves, la empresa modificó parcialmente su posición planteando la sustitución del despido conjunto de los trece trabajadores por el «estudio caso por caso», con la sugerencia de «rescisión voluntaria de contrato» por parte de aquellos que la propia dirección considerase «incompatibles con el periódico». Esta propuesta incluía, para ser mantenida por la empresa, el compromiso por parte de la plantilla de ponerse a trabajar de inmediato —eran las doce de la noche— para sacar el periódico el viernes. El acuerdo no prosperó dado que, a preguntas de los interesados, el representante de la empresa precisó que «si no se aceptaba la rescisión voluntaria, el despido se produciría de todas formas».

Durante la mañana de ayer los trabajadores volvieron a intentar la apertura de negociaciones con el tema de los despidos como único punto. Sin éxito. Un representante de la junta de fundadores se personó en la redacción central de Hernani para comunicar a los trabajadores en paro que les daba de plazo hasta las cinco de la tarde para reincorporarse a su puesto, debiendo «atenerse a las consecuencias en caso contrario». El mismo representante comunicó a los trabajadores que las cartas de despido habían sido ya enviadas.

A media tarde de ayer surgió, sin embargo, un nuevo elemento que puede hacer variar la situación: al parecer, un sector importante de los primitivos fundadores se opone a los despidos, dándose la circunstancia de que, al no haberse realizado todavía la transmisión jurídica de sus poderes a la nueva junta surgida tras la ampliación de capital, toda decisión que no vaya avalada con su firma podría considerarse, a todos los efectos legales, como no válida.

Las alternativas abiertas por esta posibilidad estaban siendo discutidas a última hora de la tarde de ayer por los trabajadores reunidos en asamblea. Se ignora, por el momento, si el periódico aparecería hoy o no, aunque Mirentxu Purroy ocupaba ya el despacho de director y los redactores de la delegación que no secundan la huelga trabajaban en la redacción central.

 

< Volver