Autor: Goñi, Fermín. 
 Regiones. Se atribuyen tanto a ETA como a la extrema derecha. 
 Presiones a industriales navarros exigiendo el impuesto revolucionario     
 
 El País.    10/12/1978.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Se atribuyen tanto a ETA como a la extrema derecha

Presiones a industríales navarros exigiendo el Impuesto revolucionario"

FERMÍN GOÑI, Pamplona

Al menos cinco personas —la mayoría ejecutivos medios de empresas de Navarra— han recibido, en las dos semanas anteriores al pasado referéndum constitucional, varías llamadas telefónicas hechas en nombre de la organización ETA militar, en las que se les indicaba que debían pagar el impuesto revolucionario.

Según los testimonios obtenidos por EL PAÍS, una voz masculina se dirigió por teléfono a las personas elegidas, identificándose como miembro de ETA militar, para exigir a continuación una cantidad de dinero, entre las 250.000 y las 500.000 pesetas.

Al parecer, no todas las personas que recibieron la llamada del supuesto miembro de ETA militar han presentado su denuncia en la comisaría de policía de Pamplona.

Fuentes oficiales niegan conocer tales llamadas, a pesar de que se han presentado denuncias. En este sentido, parece descartada la posibilidad que fuera realmente ETA quien utilizara la vía telefónica, no habitual en la organización armada vasca, pudiendo ser obra de algún grupo de extrema derecha, según fuentes muy fidedignas.

Se ha podido conocer que a finales del mes de octubre cuatro industríales de Pamplona recibieron cartas de ETA —al parecer auténticas—, en las que se les conminaba a pagar el impuesto revolucionario, oscilante entre uno y tres millones de pesetas.

Por otro lado, el industrial navarro Fernando Jiménez Fuentes, que fue objeto de un intento de secuestro el pasado 19 de octubre, ha abandonado estos días Pamplona con su familia, ignorándose su paradero. A Jiménez Fuentes le intentaron secuestrar tres jóvenes encapuchados y armados, en su domicilio de Pamplona, intentando que les firmara un talón por valor de veinticinco millones de pesetas, y al negarse Jiménez Fuentes, pretendieron secuestrarle, sin conseguirlo. Antes de abandonar su domicilio los tres jóvenes encapuchados le amenazaron de muerte si antes de una semana no entregaba cincuenta millones de pesetas. Jiménez Fuentes, dirigente en Navarra de Fuerza Nueva, se presentó a las elecciones del 15 de junio por Alianza Nacional 18 de Julio, obteniendo 1.039 votos.

 

< Volver