Autor: Domenech, Jordi. 
 Con la entrevista Tarradellas-Leizaola. 
 Comienza un importante plan político para pacificar el País Vasco     
 
 ABC.    16/05/1978.  Página: 11-12. Páginas: 2. Párrafos: 5. 

CON LA ENTREVISTA TARRADELLAS-LEIZAOLA

COMIENZA UN IMPORTANTE PLAN POLÍTICO PARA PACIFICAR EL PAÍS VASCO

El primer paso consiste en lograr una reunión entre representantes del C. G. V., Gobierno vasco en el exilio y E. T. A.-Militar

Barcelona 15. (De nuestro corresponsal.) La entrevista Tarradellas Leizaola que ha- causada un cierta desconcierta tanto en medios políticos -vascos coma en catalanes, debe interpretarse, según me han informado fuentes muy próximas ai presidente de la Generalidad, como el principio de un importante plan político para pacificar el País Vasco y que tendría como objetivo inmediato lograr ana reunión dentro de los próximos quince días entre representantes del Consejo General Vasco, Gobierno vasco en el exilio y E. T, A.-Militar.

El papel reservado al presidente Tarradellas en este proceso negociador sería, el de ponerlos en marcha, ayudar a que las tres partes se sienten en una misma mesa. Por eso es casi seguro que el señor Tarradellas se trasladará dentro de los próximos días a San Sebastián o/y Bíarritz para entrevistarse con otras fuerzas vascas.

POR QUE INTERVINO TARRADELLAS.

Sin embargo, y siempre de acuerdo con círculos muy próximos al presidente de la Generalidad, éste no tomó tal iniciativa, ciertamente arriesgada, desde un punto de vista político, de forma improvisada, sino después de tener presente, y no sólo él, que tanto el Gobierno como el Consejo General y el mismo organismo que preside Leízaola consideraban, la mayoría de las veces en privado, que habían fracasado en todos sus Intentos para encontrar una solución dialogada y pactada con E. T. A.-Militar.

ÚNICA SOLUCIÓN POSIBLE,—A juicio del señor Tarradellas. y según se manifiesta en medios próximos a su persona, el camino del diálogo es el único posible y el único que puede ser beneficioso, por los siguientes motivos: mientras se negocie es de esperar que la violencia no hará acto de presencia en el País Vasco, o que por lo menas será muy inferior a los drama ticos niveles que ha alcanzado últimamente; se conocerá cuáles son los objetivos últimos que persigue E. T. A.-Militar de forma clara y concreta, y de ello tendrá de esta forma conocimiento exacto, lo que no ocurre ahora, todo el pueblo vasco. Si las condiciones que los etarras ponen como innegociables resulta que no son aceptables por las otras dos partes, entonces todas las fuerzas e Instituciones vascas se verán en la obligación de condenar de forma explícita y concreta a esta organización terrorista, poniéndose fin de esta forma a la ambigüedad que sobre esta tema se registra actualmente, lo que constituye uno de los principales motives de que la situación no se arregle y prosiga indefinidamente. Por ello, si se contempla la iniciativa -del señor Tarradellas desde esta perspectiva, se comprenderá que ningún o muy poco valor real tienen las manifestaciones negativas efectuadas por el señor Rubial y la, organización terrorista contra la actuación del presidente de la Generalidad. Pues no se trata de que él adquiera protagonismo alguno, sino de ayudar a poner en marcha el proceso negociador. En todo caso, sólo una vez logrado el acuerdo entre las tres partes antes citadas, lo que se considera muy difícil, por no decir imposible, se iniciaría una nueva negociación con el Gobierno Suárez. Se trata, en definitiva, de encontrar una solución política global para el País Vasco que termine de una vez con el terrorismo y la violencia en Vascongadas,

HOY TOMA POSESIÓN EL CAPITÁN

GENERAL.—En otro orden de cosas, resulta importante también lo manifestado por el teniente general Ibáñez Freiré, que en declaraciocas a un matutino barcelones declara: «Estoy completamente de acuerdo con los planteamientos políticos del presidente Tarradellas, y creo que Cataluña ha tenido una suerte muy grande de tenerle como presidente de la Generalidad.» El señor Ibáñez Freiré señala en estas declaraciones que conoció al presidente catalán en una comida y que le causó una buena impresión por «su agilidad mental y sus dotes de simpatía». Más adelante el capitán general de Cataluña afirma, refiriéndose al pueblo catalán: «La manera de ser del catalán es la que quisiéramos que se diese en otras partes de España. Tiene un espíritu muy individualista y todo el mundo considera que puede llegar a ocupar un puesto destacado, porque tiene valía para ocuparlo.» Por último, y de estas manifestaciones, cabe destacar lo afirmado por el teniente general Ibañez Freiré en relación con las Fuerzas Armadas y el proceso de democratización. «Hemos pasado la pacte más difícil de la transición y el Ejército se ha mantenido unido y disciplinado. Y le insisto en que aun en la hipótesis de que algunas cosas las aceptaramos por disciplina. lo que a fin de cuentas importa es que los resultados sean positivos.» Asimismo hay Que destacar que al acto de toma de posesión del teniente general Ibáñez Freirá como capitán general de Cataluña han sido Invitados los senadores y diputados catalanes. — Jordi DOMENECH.

El Gobierno vasco en el exilio se reunirá esta semana en Bayona

Bilbao. (De nuestro corresponsal,) Mientras que el pasado fin de semana Tarradellas y Leizaola mantenían en la localidad francesa de Perpignan una entrevista para buscar una solución al problema de la violencia que envuelve al País Vasco, en Vizcaya y Guipúzcoa se agudizaba la tensión.

Según se ha podido saber. aunque no ha sido confirmado oficialmente tal carácter, el´ presidente de la Generalidad pasó la frontera hispano-francesa como hombre elegido por el Gobierno para tratar con el presidente vasco en el exilio del siempre peliagudo tema de la E. T. A. Cambio de pareceres y conclusiones, si. éstas se llevaron a cabo, serán expuestas por el presidente vasco esta semana en la reunión con su Gobierno, que mantendrá muy probablemente en Bayona.

Para algunos, el que un presidente catalán, con su problemática propia. Intervenga en la solución de un conflicto genuinamente vasco, puede suponer una intromisión. No obstante, el propio señor Leizaola ha salido al paso manifestando que este tipo de problemas violentos (recordando el caso Moro) se desenvuelven dentro de un marco internacional, cuyo tratamiento y posteriores Soluciones requieren una perspectiva más amplia que la que puede dar quien las padece.—J. MUGUERZA.

 

< Volver