País Vasco: La razón, sin esperanza     
 
 Diario 16.    27/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

País Vasco: La razón, sin esperanza

La celebración del Aberri Eguna, que parece haber contado con ráfagas de radicalización favorable a ETA y a la lucha armada, según informa la redacción de D16 ea Bilbao, nos ¡leva necesariamente a replantear la cuestión vasca.

En las últimas jornadas se han acumulado hechos muy graves que de forma meramente indicativa y sin propósito exhaustivo conviene evocar aquí: el bárbaro atentado contra la central nuclear de Leraóniz el día 17 con un saldo de dos obreros muertos y 14 heridos; el asesinato la víspera del encargado de la autopista Bilbao-Behovia; el documento de ETA reafirmando su opción por la lucha armada y atacando a todos los partidos integrados en el Consejo General Vasco; la homilía colectiva de los obispos de Bilbao contra la violencia; el atentado al PMM de San Sebastián el sábado con trece heridos; la muerte del tercer policía armado herido en él atentado del pasado día 5 en Vitoria; la réplica de algunas personalidades políticas del PSOE y PNV —Rubial y Ajuriaguerra—, y la toma de postura de Carrillo.

Frente a unos hechos sangrientos, auténticos crímenes descarados, las reacciones de las fuerzas políticas vascas siguen siendo ambiguas la mayoría de las veces. Se advierte una clara propensión hacia la disculpa de los agresores mientras solapadamente se yuxtaponen datos biográficos de las víctimas salvajemente asesinadas que puedan dar la imagen de haberse merecido poco menos que su eliminación.

Más grave nos parece el nihilismo en que parece encerrado el Consejo General Vasca en un problema —el de la lucha armada de ETA— que puede acabar sumiendo a todo ese país en las tinieblas, devolviendo a los vascos "al prado, el bosque y la herrería" de que hablara Sabino Arana. En efecto, desde sus posiciones en cabeza del "ranking" de la renta nacional, Vizcaya, Guipúzcoa, Álava y la Navarra discutida, pueden iniciar un descenso impulsadas por el clima de inseguridad e imposibilidad de saldar el déficit energético. Sin carbón, sin petróleo, sin saltos de agua y aplicando "goma-2" a las centrales nucleares, se divisa un futuro de restricciones a corto pla2o y un horizonte vital propio para bosquimanos.

Tampoco los obispos, al menos los de Bilbao, con tan destacada influencia en aquel país, concretan su condena. La dureza de sus palabras queda fuertemente atemperada por su calculada ambigüedad. Aunque desde luego coincidamos con ellos en que la repetición de estos hechos sangrientos embota la sensibilidad, hasta el punto de que la sangre y la muerte se convierten en una trágica costumbre

Tan solo Santiago Carrillo, el secretario general del Partido Comunista de España, se ha saltado todos los chantajes para declarar abiertamente en Sevilla que "no es factible legalizar a un grupo como ETA que actúa de forma terrorista y que no acepta las reglas democráticas".

Hay que descargar de emotividad el problema de ETA para que sea posible fundamentar razonadamente el juicio moral que sus actividades reclaman de una vez por todas. Como recoge Javier Muguerza de Ernst Bloch: "La razón no puede prosperar sin esperanza, ni la esperanza expresarse sin razón." incluso en Euskalerría.

 

< Volver