Malestar y nerviosismo en la armada     
 
 Informaciones.    04/10/1978.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

MALESTAR Y NERVIOSISMO EN LA ARMADA

MADRID, 4 (INFORMACIONES).

EL asesinato del capitán de corbeta don Francisco Liesa Moróte ha causado gran malestar y nerviosismo en algunos sectores de la Armada, según ha podido detectar INFORMACIONES. Anoche numerosos jefes y oficiales recurrieron al teléfono vara recabar datos sobre el atentado.

Fuentes próximas a la Marina consultadas por INFORMACIONES han manifestado que se temía «un golpe terrorista» a este Cuerpo y argüyeron los rumores que hace unas semanas corrieron por la Zona Marítima del Estrecho, en los que se afirmaba que un comando de E.T.A, se encontraba en el sur de España planeando un atentado contra el almirante Samalea. jefe de la base naval de Rota. Estos rumores no fueron confirmados en su día, aunque por aquellas fechas pasaron a disposición judicial dos vascos que se encontraban merodeando por El Puerto de Santa María (Cádiz), localidad muy cercana a Rota.

El malestar por la muerte del segundo comandante de Marina de Bilbao por un cornado terrorista es más bien generalizado en la Armada. Se da la circunstancia de que este Cuerpo es el más conservador y más anticomunista de nuestros Ejércitos. En este sentido hay que recordar la unidad y solidaridad que mostraron casi todos los jefes y oficiales cuando se produjo la dimisión del almirante Pita. Esta actitud de la Marina hizo que el presidente Suárez tuviera que recurrir a un almirante de la reserva para que ocupara la cartera ministerial.

El asesinato del capitán de corbeta Liesa Morote es el primero que se lleva a cabo contra un oficial de Marina. La oficialidad de la Armada —como decíamos antes—, se encuentra muy unida y en

ella se respira un sentimiento anticomunista muy profundo, dado que durante nuestra guerra civil fueron muchos los jefes y oficiales mandados ejecutar en zona republicana.

ALMIRANTE GAMBOA:

«ASI NO SE PUEDE VIVIR

A GUSTO»

El senador por designación real almirante don Marcial Gamboa ha manifestado a los periodistas, sobre el asesinato del segundo jefe de la Comandancia de Marina de Bilbao, que «debo dolerme que estemos en esta situación en España, que es muy triste».

«Hoy cae un guardia civil —añadió—, otro día, un policía armado. Estamos en permanente sensación de inseguridad, y así no se puede vivir a gusto.»

Preguntado si el asesinato podría, guardar relación con los debates constitucionales y, concretamente, con los de las autonomías, dijo: «Quizá, quizá haya alguna relación.»

Calificó a la organización E.T.A. de subversiva, y sobre posibles soluciones, precisó: «Como militar y como senador, no puedo dar esas soluciones.»

Respecto a si creia que este atentado suponía una provocación al Ejército, el señor Gamboa señaló: (¡Aunque lo piense, no puedo opinar sobre el asunto.»

El senador real ha recibido numerosas muestras de condolencia por parte de los senadores presentes en el hemiciclo, y entre ellas, la del presidente de la Comisión de Defensa del Senado, señor Bailarín Marcial.

Conocida la muerte del capitán de corbeta Liesa Moróte, los tres senadores militares por designación real—que se encontraban en la Cámara Alta asistiendo al Pleno constitucional— fueron informados inmediatamente sobre los pormenores del atentado.

También el señor Rubial, presidente del Consejo General Vasco, fue informado del atentado, en esta ocasión por el propio Martin Villa, que momentos antes había abandonado precipitadamente el Senado. El presidente del Consejo General Vasco dijo; «Lamento el suceso. Por ese camino no vamos a lograr la Constitución que todos deseamos.»

MUGICA: «CONFIANZA

EN LA UNION DE LAS

FUERZAS ARMADAS»

«Frente a los grupos terroristas, manifestamos que cada vez tenemos más confianza en la unión de las Fuerzas Armadas y del pueblo, lo que significa que aquéllas son, constitucionalmente, las garantes de nuestras libertades y de la unidad, y que el pueblo responderá al terrorismo con responsabilidad y firmeza, aislando esos grupos de alucinados fanáticos», dijo, una vez conocida la noticia, el presidente de la Comisión de Defensa del Congreso, don Enrique Múgica.

El diputado socialista por Guipúzcoa añadió que «cuando el debate constitucional entra en su tramo final, el terrorismo golpea nuevamente a la parte más sensible de nuestras instituciones. Pero los asesinos, una vez más, unen la barbarie a la estupidez, pues si creen que al matar al capitán de corbeta don Francisco de Asís Liesa Moróte van a provocar tensiones catastrofistas, están equivocados».

 

< Volver