Hoy, funerales por las víctimas en sus pueblos de origen     
 
 Ya.    13/01/1978.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Hay, funerales por las víctimas en sus pueblos de origen

PAMPLONA. •— La autopsia de los cadáveres del inspector de Policía y dos presuntos militantes d« ETA, muertos en el tiroteo registrado el miércoles en Pamplona, fue llevada a cabo ayer tarde por dos médicos forenses del Hospital Civil, informa Cifra.

tos datos de la autopsia han pasado al sumario que el juez de Instrucción ha abierto sobre el caso.

En el Hospital Provincial, donde se encuentra el depósito de cadáveres permanecían ayer tarde, en la sala de entrada del centro sanitario, los familiares de los dos supuestos activistas de ETA, a la espera de recoger los cuerpos para trasladarlos a sus respectivos lugares de origen,

Entre ellos se encontraban Jesús María Sarasola, de veintidós años, hermano de Ceferino Sarasola Arregui. "Hacía dos años y medio—dijo—que mi hermano vivía en Pamplona, donde había realizado diversos trabajos, el último en un almacén de muebles".

Explicó Jesús María que son una familia de nueve hermanos, dos chicas y siete chicos, y que sus padres viven en el caserío de Echeverri-Azpi, en Alzaga.

Los funerales se celebrarán hoy, a las cuatro y media de la tarde, en la localidad natal de Alzaga,

También estaba en el salón de entrada del hospital civil Mariano Pérez Ohurruca, padre da Juan Pérez Vinastre, el otro supuesto militante de ETA muerta en el tiroreto.

"Puede que perteneciese a ETA. No lo sé. Lo que yo creo M que no llevaba armas", dijo;

Respecto a loa sucesos del miércoles, señaló que no sabía más que la versión que habla, conocido a través de la gente "De lo único que tengo seguridad es de que ayer trabajó y después se fue a casa, donde le estaban esperando."

El cadáver de Joaquín Pérez Vinastre será, trasladado a Villafranca da Ordízla, su lugar natal donde hoy, a las siete, se celebrará un funeral.

La familia del Inspector señor

La familia del inspector señor Baena, que también resulto muerto, llegó ayer a Pamplona procedente de Madrid. A su llegada, los padres, dos hermanos y una hermana del inspector fueron recibidos por el gobernador civil de Navarra,- don Ignacio Llanos. Ante el féretro del inspector Baena .sus familiares rezaron. Según informaba nuestra corresponsal en Pamplona, el padre de la víctima, general retirado, ae apoyó largo rato sobra el ataúd y, mirando fijamente a su hijo, comentó: "Parece que está dormido. Si yo me llevo el cadáver de mi hijo es porque lo quieren las, mujeres. Yo quería dejarlo aquí con un gran monumento para vergüenza de Pamplona." A continuación, acompañado de dos personas, el padre del inspector salió de la sala.

 

< Volver