Autor: Ochoa, Francisco. 
   Muere el anciano herido en el atentado de Vitoria     
 
   27/08/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

MUERE E ANCIANO HERIDO EN EL ATENTADO DE VITORIA

Fue alcanzado por uno de los disporos dirigidos contra el cuartel de la Policía Armada

Vitoria, 26. (Servicio especial.) Un «tentado frustrado contra las Fuerzas del Orden Público de Vitoria ha sido la causa de la muerte de una persona en la capital alavesa. El triste suceso se produjo cuando los disparos terroristas—dirigidos contra uno de los centinelas del acuartelamiento de la Policía Armada— alcanzaron a José García Gasticín, que pasaba por una calle adyacente a este edificio.

Según la nota hecha pública por el Gobierno Civil de Álava, cuatro individuos participaron en el atentado —que se produjo sobre las 10,30 de la noche del viernes—. Dos de ellos, según la citada nota, permanecieron en el vehículo —un B-6 de color blanco, matrícula VI-8007-A, que había sido robado a las seis de la tarde en Vitoria—, mientras que los otros dos se aproximaron al acuartelamiento y abrieron fuego contra el centinela que se hallaba cumpliendo el servicio de vigilancia.

Este agente de la Policía se encontraba en la parte lateral del edificio. Esta zona hace esquina con una calle perpendicular denominada Cantón de las Carnicerías. Las balas se perdieron por esta travesía y una de ellas hirió al infortunado vecino de Vitoria.

ERA UN ANCIANO.—La víctima de este suceso, José García Gasticín., contaba sesenta y nueve años de edad y estaba domiciliado en Vitoria.

Poco después de caer herido íue auxiliado por la Policía Armada y trasladado urgentemente al Hospital General de Santiago Apóstol, en el que ingresó a las 10,45 de la noche y falleció a las 8,30 de la mañana. Según el parte médico, don José García Gasticín presentaba en el momento de ser ingresado una herida de bala con orificio de entrada en la región parietal derecha. El proyectil quedó alojado en el lóbulo temporal del mismo lado. A consecuencia de ello se produjo una fractura múltiple de´ la bóveda craneal y una grave lesión meningoencefálica, con gran hemorragia y pérdida de la masa cerebral.

Aunque el señor García Gasticín fue intervenido quirúrgicamente a los pocos minutos de ser ingresado, nada se pudo hacer por su vida.

MUNICIÓN GECO-PARABELLUM.-Sobre la una de la madrugada, miembros de la Policía Armada encontraron en el lugar desde el que fueron hechos los disparos siete casquillos de 9 mm. Geco Parabellum y pudieron constatar que los agresores huyeron inmediatamente en el vehículo anteriormente citado, que fue hallado en la calle de la Paloma, de Vitoria, con la documentación y ropa de su propietario en el interior, así como una pistola marca Firebird Btowing de 9 mm. Parabellum, con munición Geco-Parabellum.

INSTANTES DE CONFUSIÓN.—La zona en la que se produjo el atentado es una de las más concurridas de la capital alavesa y forma parte de su casco viejo.

A la hora de producirse el suceso, mucho público transitaba por esta parte de la ciudad, con lo que la noticia fue rápidamente conocida.

No obstante, los hechos fueron en parte mal Interpretados, ya que un amplio sector pensó en los primeros momentos que la causa del suceso había sido los disparos de las Fuerzas del Orden Público.

Esta idea se llegó a reflejar en algunos medios de comunicación, y ayer fue desmentida radicalmente por el Gobierno Civil de esta provincia, ya que «por la rapidez con que se produjeron los hechos no hubo tiempo de reaccionar y repeler la agresión».—Francisco OCHOA,

 

< Volver