Autor: Losada, C.. 
 Referéndum en Correos y Telégrafos. 
 Va ganando la abstención     
 
 Pueblo.    01/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

REFERENDUM EN CORREOS Y TELÉGRAFOS

VA GANANDO LA ABSTENCIÓN

MADRID. (PUEBLO, por C. LOSADA.) — La abstención parece que va ganando en el referéndum que

ayer se celebró en Correos y Telégrafos. Así lo indican, al menos, los datos de que por ahora se dispone.

El director y el secretario general habían dicho públicamente que dimitirían si el resultado de la votación

era negativo al proyecto de reforma. Los trabajadores no saben muy bien si la abstención que ha

dominado en este referéndum será razón suficiente para que ambos cumplan lo prometido. Fuentes de la

Dirección General declaraban ayer por la mañana que, en Madrid, la participación en la votación era

numerosa. Por la tarde, los datos desmentían rotundamente esa afirmación: de 10.013 trabajadores,

votaron NO 501; SI, 50; 115 en blanco, 13 votos fueron nulos. En total, 9.334 abstenciones.

Faltan en estos datos de Madrid los correspondientes a la Caja Postal, que tiene 700 trabajadores. En

Alicante, Sevilla y Valladolid las urnas permanecieron también notablemente vacías y en Barcelona se

suspendió la votación. Al parecer, el referéndum en la Ciudad Condal se celebra hoy, pero en los pasillos

se comentaba que 1a suspensión se había decretado para evitar males mayores, dada la indignación de los

trabajadores. De todas formas, el resultado global de todas las provincias no se conocerá hasta dentro de

dos días. La papeleta de voto decía textualmente: «¿A c e p t a s el cambio a organismo autónomo de

Correos, Telégrafos y Caja Postal de Ahorros condicionado a la participación de todos en la elaboración y

desarrollo de la futura estructuración?.

Pero el problema es que esa participación que las papeletas prometen para el futuro, no se ha plasmado a

la hora de examinar qué consecuencias trae consigo 1a conversión en organismo autónomo. Los

representantes de los trabajadores sólo tuvieron acceso a un proyecto jurídico, pero los estatutos,

decretos-base y reglamentos de desarrollo son desconocidos para ellos. La comisión técnica encargada de

elaborar las bases de la reestructuración está compuesta por altos cargos, sin que participen en ella

representantes de los trabajadores. Por ello, tanto la Junta de representantes como las centrales sindicales

han propugnado abstenerse en una votación a ciegas.

El apresuramiento del Ministerio de Gobernación y de la Dirección General por llevar a cabo la

conversión en organismo autónomo antes de las elecciones ha causado no poca extrañeza entre los

trabajadores y en otros sectores. Los representantes y las centrales sindicales han sacado a relucir a las

multinacionales —lease 1. T. T.— como posibles beneficiarios de una reforma de la que se carece de

información y que se quiere hacer con prisas. Unos y otros proponen que la reestructuración, que ven

necesaria, se planifique con tiempo, con participación de los trabajadores y que se someta a las Cortes.

 

< Volver