Los trabajadores de Egin ocupan el periódico     
 
 Informaciones.    23/12/1978.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Los

trabajadores de

«Egin» ocupan

el periódico

SAN SEBASTIAN, 23 (INFORMACIONES) . — El conflicto de «Egin» ha saltado más allá de los límites puramente laborales, habiéndose registrado ya cartas de solidaridad de más de 100 profesionales del País Vasco y de varias asambleas de trabajadores. El control ideológico de la publicación por parte de distintos sectores «abertzales» del País Vasco está en el fondo de la polémica, que ha provocado el despido de 13 trabajadores, contestatarios respecto del nombramiento de mueva directora en la persona de Mürentxu Purroy, que representa la línea más dura dentro de los independentistas vascos.

La asamblea de trabajadores —alrededor de 100 personas— se declaró ayer en «asamblea permanente» para evitar la salida del periódico, que se vendió ayer por la mañana con el anuncio del fin de la huelga. Como la Dirección —Junta de Fundadores y Consejo de Administración— mantuvo los despidos de 13 trabajadores, la asamblea decidió que el diario no saldría hasta que no se reintegraran a sus puestos los traba] adores despedidos.

La parte empresarial intentó —no obstante— sacar el periódico ayer con ayuda de los delegados de «Egin» en Bilbao, partidarios de la línea «dura». Tras conocerse la decisión de los empresarios de rechazar la oferta negociadora de la asamblea, los 100 trabajadores de «Egin» votaron la continuidad del conflicto. En un comunicado a la asamblea, los empresarios manifiestan su intención de sancionar a todo el personal, aunque señalaban que sólo serían sancionados aquellos que, a partir del momento de hacerse pública la nota, reincidieran en su actitud, de paro.

El presidente del Consejo de Fundadores y abogado defensor de E. T. A. - militar, don Ignacio Esnaola, ha procedido personalmente a entregar cartas de despido. Según todos los observadores, los despidos no son producto de la huelga, sino que es una decisión «que viene de lejos».

Ante las cartas de despido y la intención de la patronal, los trabajadores han lanzado una llamada de socorro, que fue respondida desde el primer momento por unos 100 profesionales de todo el País Vasco. La plantilla en huelga teme que la fuerza pública llegue a intervenir en el asunto.

 

< Volver