Vascongadas. Ante la manifestación de mañana convocada por el Gobierno vasco en el exilio. 
 Las fuerzas políticas, divididas     
 
 Pueblo.    06/10/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Ante la manifestación de mañana convocada por el Gobierno vasco en el exilio

LAS FUERZAS POLÍTICAS, DIVIDIDAS

BILBAO. (PUEBLO.)—Pese a todos los intentos habidos por ambas partes por lograr una jornada unitaria mañana viernes, la división ha surgido una vez más inevitablemente entre los partidos políticos vascos. PNV, PSOE PCE PSP, ANV, ESEI, EMK. ORT y PTE y la Asociación Democrática de la Mujer suscriben la convocatoria con la adhesión del grupo,de alcaldes de Bergara. Otros nueve partidos: ESB, HASI, LAIA EIA, OCE (br), Euskal Komunistak, LC y OICE han acordado no convocar la manifestación, aunque alguno de ellos dé libertad a sus militantes para acudir.

Lo que parece totalmente descartado es la presencia física del presidente del gobierno vasco en el exilio, José María de Leizaola, en Bilbao mañana, viernes, aniversario de la instauración del gobierno vasco. Sin embargo, no se descarta la posibilidad de que se dirija al pueblo mediante un mensaje o de alguna otra forma.

Las negociaciones han dado muestras de la flexibilidad en algunos puntos por parte de los convocantes, ya que la petición inicial de apoyo al gobierno vasco y a los parlamentarios fue sustituida por un genérico apoyo a la autonomía». Los partidos de la izquierda opuestos a la manifestación reconocen la gran significación de este día, pero hay dos puntos básicos de oposición.

• EXCLUSIÓN DE NAVARRA. — El primero de los puntos de desacuerdo es la exclusión de Navarra en el estatuto de autonomía provisional. «Se da la circunstancia de que la mayoría de los navarros han ex-presado, a través de las elecciones del 15 de junio, su voluntad de ser Euskadi», nos ha manifestado desde Iruña (Pamplona) el secretario general de ESB, «y no podemos abandonar ahora a Navarra. Es una maniobra de Suárez y la UCD que no podemos aceptar y que tendría graves consecuencias si fuera aceptado por nosotros».

Un comunicado conjunto, elaborado por los nueve partidos abstencionistas, recoge igualmente este punto, diciendo que «dicha celebra-cinó tiene un gran significado, pues supone un intento importante para alcanzar un auténtico autogobierno, a pesar de las limitaciones que llevaba consigo y de la marginación que supone para el pueblo navarro».

ATENTADO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN.— Pero el punto que ha motivado la división, una vez

más, entre las. fuerzas políticas es consecuencia, paradójicamente, del intento de lograr una convocatoria unitaria. En el- texto original del comunicado conjunto elaborado en la sede bilbaína del PNV, se lee: «Con el ánimo de lograr la máxima unidad, los partidos y organizaciones abajo firmantes se autolimitarán en sus consignas, no usando ninguna que haga referencia a acciones armadas, fuerzas de orden público, situaciones posautonómicas y posturas concretas de otros partidos.» Traducido al lenguaje de la calle, en Euskadi, la limitación significa que no se podrá ni apoyar a ETA´ y su acción armada, ni pedir la «disolución de los cuerpos represivos», ni pronunciarse por la independencia, ni, por último, hacer alusiones a partidos «burgueses, revisionistas, etcétera».

Los firmantes del segundo documento «abstencionista» consideran que la convocatoria «encierra para nosotros unas limitaciones que consideramos represivas para la celebración de esta histórica fecha. El hecho de que los partidos y las organizaciones obreras y populares no puedan expresar consignas y objetivos que consideran convenientes, es un grave atentado contra la libertad de expresión. La unidad no se consigue en un estrecho corsé que obligue a las formaciones políticas a someterse a los dictámenes de los parlamentarios y del Gobierno vasco. Reforzar la unidad supone, precisamente, lo contrario: que, libre y respetuosamente, las fuerzas populares expresen sus aspiraciones».

EL PROYECTO AUTONÓMICO

Mientras, y a pesar de estas desuniones, el proyecto preautonómico sigue estudiándose, y anoche, el ministro del Interior, Rodolfo Martín Villa, se reunió en una cena de trabajo con los gobernadores de Guipúzcoa, Álava, Vizcaya y Navarra. El tema de las conversaciones, según fuentes bien informadas, giró en torno a la actuación cara a la negociación de la autonomía de Euskadi y Navarra.

También el PCE se ocupó del tema en una rueda de Prensa convocada en Vitoria. Según nuestro corresponsal. Julio Alda, en el transcurso de la misma se indicó que el Partido Comunista de Euskadi. respetando la responsabilidad de los mayoritarios en las pasadas elecciones, no ha querido presentar su propio proyecto autonómico, pero que, al mismo tiempo insta a éstos a una aceleración en los trámites del proyecto, estando latente, en caso contrario, un peligro . de deterioro para la consolidación de la democracia. Se crí-tico y ^analizó-, la actuación de los parlamentarios alaveses de UCD y del presidente de la Diputación Foral alavesa, subrayando sus respecti vas responsabilidades en la actual situación sociopolítica y económica. Respecto a los primeros, se les acusa de «la defensa de unos intereses y derechos que el proyecto preautonómico no oculta, actitud que. en el peor de los casos, podría ocasionar la desmembración de Álava del País Vasco». Con respecto al presidente de la Diputación, opinaron que no es la persona adecuada para defender los intereses de la provincia, subrayando en todo caso, la obligatoriedad de UCD en Álava para que responda a lo prometido sobre el tema de la autonomía.

 

< Volver