Autor: Barbero, David. 
 Ayer, dos explosiones en el País Vasco. 
 Herido grave el conductor de un camión y dañada una fábrica de material antidisturbios  :   
 ETA (rama militar) reivindica los atentados. 
 Informaciones.    14/10/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

AYER» DOS EXPLOSIONES EN EL PAÍS VASCO

Herido grave el conductor de un camión y dañada una fábrica de material antidisturbios

Por David BARBEROBILBAO, U. DOS nuevas explosiones, una en la fábrica de material antidisturbios para la Policía, situada en la provincia de Vizcaya,* y otra contra un camión en la localidad guipuzcoana de Villabona, tuvieron lugar, ayer dentro de la campaña terrorista que está desarrollándose en las distintas provincias vascas y qué comenzó con el atentado que costó la vida al presidente de la Diputación de Vizcaya, señor Unceta Barrenechea,

E.T.A. (RAMA MILITAR) REIVINDICA LOS ATENTADOS

Como consecuencia de la colocación diaria de varios artefactos explosivas se está creando notable tensión en las provincias vascas, incrementada por los rumores de que esta campaña parece que se va a prolongar y que incluirá algunas acciones de gran importancia.

ATENTADO CONTRA UN CAMIÓN

El conductor de un camión, aparcado en la localidad guipuzcoana de Villabona, resultó herido de gravedad al hacer explosión un artefacto conectado con el arranque del vehículo, cumpliéndose así las amenazas que se habían hecho previamente por teléfono.

José Manuel Garro Azpiroz, de treinta y tres años de edad, montó a las cuatro y diez de la tarde de ayer •en el camión «Pegaso», matrícula SS-6104-G, que se encontraba aparcado sin carga en la calle Nueva, Junto a la antigua carretera general de Villabona; en el momento de arrancar el camión hizo explosión un artefacto, produciendo, un fuerte fogonazo y destruyendo totalmente la cabina del vehículo, que se desplomó a la carretera. Atendido inmediatamente él conductor, fue llevado a casa de un médico de Villabona, para ser traslado luego a la Clínica San Cosme y San Damián, de Tolosa, donde se le apreciaron. quemaduras de primero y segundo grados, «shock traumático y herida frontal, con pronóstico grave. La explosión afectó también con distinta intensidad a algunos viandantes, entre ellos a María Eugenia Amiamas Iturrospe, de veintiocho años de edad, que transitaba con su hija de tres años. La madre fue ingresada en la Clínica Asunción, de Tolosa; y sufre "scalp" del cuero cabelludo y fractura de la bóveda craneal con conmoción cerebral, su estado es grave, mientras la niña ño sufre heridas de relieve. Ignacio Elola del Val, que descargaba muebles en las proximidades, también resultó herido, aunque sus lesiones no son de gravedad,. Según, comentó la esposa del señor Garro Azpiroz, este no había utilizado el camión por la mañana, «a las cuatro me dijo ´que lo iba a llevar a engrasar». Según esta declaración, se supone que el artefacto fue colocado por la noche y hubiera hecho explosión por la mañana a primera hora.

CONTRA UNA FABRICA

DE MATERIAL ANTIDISTURBIOS

Por otra parte, un .artefacto de gran potencia hizo explosión en la fábrica de armamento contra disturbios en Marquina (Vizcaya). Según, se desprendé de las primeras investigaciones, los autores de la explosión penetraron en el taller por una ventana del tejado, después de haber roto una valla metálica que rodea la fábrica.

Parece ser qué colocaron tres cargas de «Goma--2», unidas por mecha rápida y provocada, su explosión mediante media lenta, lo que permitió escapar a los autores del atentado. Una de las cargas fue colocada sabré una balda, en la pared del almacén, donde se guardaba el material .antidisturbios totalmente. acabado; la segunda, en la puerta de acceso, y la tercera, en una pared. Por el efecto de la. explosión, los ´locales situados en un inmueble contiguo han quedado seriamente dañados en su estructura, afectando asimismo a una lonja contigua dedicada a la reparación de automóviles. Por efecto de la onda expansiva se rompieron gran número de cristales de las viviendas de los alrededores. Dos vehículos aparcados frente a la puerta también han registrado desperfectos. Los daños, en una primera evaluación, ascienden a unos cuatro millones de pesetas.

Tras la explosión se produjo un conato de incendio, qué fue rápidamente sofocado por

los vecinos. En el mismo local existían vanas bombas de propano y diversos materiales y líquidos inflamables. Ninguno de los vecinos pudo advertir nada sospechoso ni antes ni después de la explosión.

Los propietarios dé la empresa Irus, S. A., han manifestado que no habían tenido ninguna amenaza, sospechando que este atentado se ha debido a una de sus actividades industriales: la fabricación, de los medios antidisturbios, elaboración de los mecanismos que permiten a los fusiles lanzar las pelotas de goma y botes de humo a distancia y que son utilizados por las fuerzas de orden público. La actividad fundamental de la industria es la" construcción de carabinas de aire comprimido.

En una llamada, telefónica al diario vasco «Deia», E.T.A., rama militar, ha reivindicado los atentados cometidos contra un camión en Villabona, que causó heridas a seis personas, y el perpetrado contra la fábrica dé Marquina.

Asimismo, E. T. A. militar, en la misma ñamada, ha reivindicado «los sabotajes- contra los repetidores de la oligarquía fascista de televisión y Telefónica de Alzo, Elosúa y Rentería, en Guipúzcoa».

14 de ociubre de 1977

7

 

< Volver