Un muerto y dos heridos al no obedecer las órdenes de la Guardia Civil  :   
 El muerto, al estrellarse el coche, estaba considerado delincuente habitual. Otro conductor fue alcanzado por un disparo de un Guardia Civil. 
 Ya.    15/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Un muerto y dos heridos al no obedecer las órdenes de la Guardia Civil

El muerto, al estrellarse el coche, estaba considerado delincuente habitual • Otro conductor fue alcanzado por un disparo de la Guardia Civil

BILBAO.—Un Joven de veintiún año* resultó muerto y su hermano, de dieciséis, herido, sin que el estado de éste revista gravedad, después de saltarse un control de carretera de la Guardia Civil, instalado en «1 kilómetro 5,900 de la de Bilbao a Santurce, en Luchana (Baracaldo).

Gonzalo Pequeño Moyano, acompañado de su hermano Luis Javier, conducía el automóvil robado Seat 124 Bi1bao-126.998, siéndoles dado el alto por la Guardia Civil. Según versiones oficiales, los ocupantes del turismo se agacharon al pasar cerca del control, arremetiendo con el coche contra la fuerza pública, la cual tuvo que saltar hacia atrás para evitar ser atropellada. Inmediatamente abrieron fuego de intimidación. Coincidiendo con ello, el coche-chocó contra una farola y quedó empotrado en ella. Falleció el conductor, Gonzalo, y resultó con contusiones su hermano Luis Javier, que fue trasladado urgentemente a la Ciudad Sanitaria de Cruces, donde recibió asistencia.

Ambos están domiciliados en Sestao y el fallecido estaba conceptuado como delincuente habitual.

Otro herido se ha registrado también en Galdácano. Fue alcanzado por una bala en le región occipital, por disparos de la Guardia Civil de Tráfico, don Juan Antonio Ibarza Azcárate, de treinta años, vecino de Versara (Guipúzcoa.).

A la 1,45 de esta madrugada, el turismo VI-22.299 circulaba haciendo zigzag peligrosos para la seguridad del propio automovilista, y de posibles peatones, por lo que dieron el alto al conductor en las inmediaciones del cuartel de Galdácano. Como no obedeciera, fue alertada la pareja de la Guardia Civil de Tráfico, la cual efectuó cuatro disparos con la intención de alcanzarle en las ruedas; no obstante lo cual, uno de los impactos le dio de rebote en la región occipital, donde presenta una herida de bala en sedal. Fue trasladado al Hospital Civil en grave estado.

En el Hospital Civil se informó a mediodía de ayer que su estado, dentro de la gravedad, le permite recuperarse satisfactoriamente.

 

< Volver