Olarra: "Las quiebras serán en cadena"     
 
 Informaciones.    17/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Olarra: «Las quiebras serán en cadena»

BILBAO, 17 (LOGOS). — «Aseguro que en un plazo de treinta o cuarenta días se registrará en nuestro país, y por supuesto en/ nuestra región, uña suspensión de pagos en cadena», ha declarado el empresario vizcaíno don Luis Olarra. «Si Dios no lo remedia, en breve se producirá la quiebra de algunos grandes. Bancos. Hasta el J.N.I.- prepara la suspensión de pagos de varias de sus industrias.»

Ante la posibilidad de fuga de capitales vascos a otras provincias españolas, se manifestó convencido de que eso no es cierto: «¿Cómo puede registrarse esa fuga de capitales o inversiones a otras provincias si. nadie tiene un duro? Las empresas están descapitalizadas. Precisamente uno de los -grandes problemas de todas las industrias del país es la falta casi absoluta de liquidez. Lo que sí es cierto es qué algunos empresarios, escudándose en las amenazas de E.T.A., han decidido marcharse del País Vasco aprovechando la magnífica oportunidad para desmantelar sus industrias. No niego el hecho de que tengan miedo, pero para algunos también es cierto" que esta situación está favoreciendo su anemia económica.»

En cuanto a soluciones que se podrían apartar, el señor Olarra declaró que «en primer lugar hay que TRABAJAR (con mayúsculas). Todos y sin levantar cabeza; en segundo término, el Gobierno tiene que ser mucho más rígido a la hora de adoptar medidas económicas, medidas que han de ser claras y rotundas. En España tiene que ocurrir, como en cualquiera Se nuestros hogares: si no hay dinero y los zapatos de los hijos se han quedado viejos, es preciso echar medias suelas y resistir. Si no hay posibilidades económicas, ¿por qué empeñarse en nuevos coches, electrodomésticos, etcétera? La vieja austeridad de Europa, que empezaran a practicar en los años 1973 y 1974, no nos ha entrado todavía «en la cabeza de los es pañoles y seguimos gastando y gastando alegremente... todos sabemos de familias que soportan un tren de vida dos y hasta tres veces superior a lo que realmente ingresan, ¿cómo podemos resistir esto?» Por último, se refirió al presidente Suárez; del que aseguró «no le quedan ni veinte días. Está jugando v contentando a todos y cada uno de los grupos políticos, y asi no se ataca el problema económico, el más grave del país».

«El pueblo español —añadió-»- está dispuesto a respondera. hacer un esfuerzo, siempre y cuándo haya alguien que le hable, claro... España necesita hombres independientes, honestos, con garra-. Después dé concluida la Constitución, las Cortes deberían disolverse y "convocar nuevas elecciones. Y que estos hombres— los que salgan declaren al problema económico de vida o muerte.».

 

< Volver