Tras el atentado del sábado en Bilbao. 
 ETA militar sigue amenazando  :   
 El estado de los cuatro heridos es satisfactorio. 
 Pueblo.    14/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Tras el atentado del sábado en Bilbao

» ETA MILITAR SIGUE AMENAZANDO

El estado de los cuatro heridos es satisfactorio

BILBAO, (PUEBLO)—Antes de que transcurrieran veinticuatro harás del atentado a un *jeep* de la Policía Armada y otra bombo estallara veinte minutos más tarde, "ETA militar reivindicaba el atentado con sendas llamadas a Bilbao (delegación de «Diario 18») y a Barcelona I redacción de La Vanguardia), para anunciar más tarde: «Continuaremos con este tipo de acciones contra la Policía Armada. Guardia Civil y Cuerpo General de Policía, es decir, todas las fuerzas represivas del Estado español, aceptando únicamente la alternativa del RAS en su petición de que abandonen y sean reemplazados por la propia guardia de Euskadi.*

El hecho, conforme adelantábamos en estas páginas de PUEBLO el sábado, ocurría a las nueve menos cinco de la mañana del sábado. Un artefacto colocado en la carretera de Bilbao a Santo Domingo, cercano a Archanda. erax activado al pasar un Land Rover de la Policía Armada, ocupado por el capellán castrense del cuerpo. Jesús Aurelio Araguas Gutiérrez,-el conductor del «jeep», cabo Francisco Muñoz Madrid, y el número José Calero Duro. La explosión —que fue escuchada en las calles de Bilbao con toda nitidez y concretamente por quien escribe esta crónica desde la Gran Vía bilbaína— arrancó de cuajo el techo del vehículo, desplazándolo al lado opuesto de la carretera hasta dar con un mojón de piedra a unos seis metros. Este pretil y el guarda riel con lo que había pegado antes evitaron la caída del «jeep» a una hondonada de más de cien metros, con lo que la muerte de los ocupantes

hubiera sido segura. OTRO ARTEFACTO

El artefacto, de unos cinco kilos, accionado por un sistema eléctrico desde un montículo a distancia de unos cien metros aprovechando el tendido eléctrico que cruza el monte, era de dinamita reforzada con metralla de tornillos y tuercas de gran tamaño, que dañaron seriamente la carrocería del vehículo y herían a sus ocupantes. Trasladados éstos a una clínica cercana al lugar, al capellán se le aprecieron heridas de pronóstico reservado y leves a los dos guardias restantes, que ya se encuentran en sus domicilios. El «recochineo» de los miembros de ETA en la criminal acción fue la colocación de otro artefacto preparado para cuando se realizaran las -inspecciones oculares, cosa que ocurrió treinta minutos más tarde. Al descubrir el cable el inspector dé Policía José María Lambea Pena e intentar retirarlo explosionó el segundo artefacto, siendo herido, afortunadamente, leve también por la onda expansiva y una piedra, que te golpearía en la cara. Los artificieros de la Policía Armada que subieron a continuación no advirtieron ningún otro artefacto, procediendo a ´retirar la instalación y cables sin otra novedad.

El estado de los heridos, según se nos informó desde la Comandancia de la Policía Armada a últimas horas del domingo, es totalmente satisfactorio, encontrándose los dos policías en sus respectivos domicilios y el capellán, que sigue ingresado en la clínica, experimenta mearla sin que corra peligro su vida después de la operación de extracción del objeto extraño en la región glútea, siguiendo en observación por las heridas en uno de sus ojos. En cuanto al inspector de Policía, también se encuentra en su domicilio.

• EL OBJETIVO

ERA OTRO

VEHÍCULO

Según las mismas fuentes, parece ser que el explosivo iba dirigido contra otro vehículo, el que hace el relevo de la guardia del aeropuerto de. Sondica. ocupado normalmente por cuatro o cinco policías, pero que a consecuencia de la huelga iniciada el sábado el tal relevo se habla adelantado en una hora. El viaje del capellán al lugar donde se efectúan prácticas de tiro no se efectúa con regularidad de días y hora.

CONFLICTO DE PRESOS

Siete presos comunes de la prisión provincial de Basauri. ingresados en el pabellón Revilla del Hospital Civil de Basurto. han iniciado una huelga de hambre en protesta por el trato que reciben y en apoyo a sus reivindicaciones, según ha informado a Cifra el Comité de Apoyo a COPEL

Los siete huelguistas son: Felipe Orbe J L. de Vega, J M Larrea. Santiago Marco. J J Bilbao J M. García y Fernando Pérez.

Por su parte, los encerrados prostitutas ´v marginados, en número de unos 50 continuan en el Hospital de Resurto asi como los cinco que se encaramaron en el puente colgante Portugalete a mediodía de a ver.

1977 PUEBLO

 

< Volver