Autor: ;C. L.. 
 Los farmacéuticos siguen encerrados en Madrid. 
 Fracasa la primera ronda negociadora     
 
 Pueblo.    23/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 27. 

Los farmacéuticos siguen encerrados en Madrid

FRACASA LA PRIMERA RONDA NEGOCIADORA

* Asambleas y juntas permanentes en más de veinte colegios de toda España

* Los profesionales de farmacia califican de despropósito las propuestas de la Administración

MADRID (PUEBLO, por J. M. M. y C. L.)

Durante la noche de ayer continuó el encierro de los presidentes de los Colegios Oficiales de

Farmacéuticos en la sede del Consejo General. Por la tarde, a las cinco, se reunió, en el Ministerio de

Trabajo, durante cuatro horas, la Comisión Imperativa Paritaria - formada por cinco representantes de la

Administración y cuatro de los farmacéuticos -, sin que se llegase a ningún acuerdo. Las negociaciones

continuarán hoy. Por su parte, los farmacéuticos, a primeras horas de la madrugada, hicieron pública una

nota resumiendo sus impresiones, en la que, entre otras cosas, afirman lo siguiente:

«La propuesta de los farmacéuticos, en evidente minoría en el seno de la Comisión Imperativa, fue la de

establecer una prórroga de hasta un año de duración sin aportación alguna por su parte, con el fin de

estudiar conjuntamente los aspectos jurídicos, económicos y sociales do la dispensación de medicamentos

a los beneficiarios de la Seguridad Social dentro de la nueva estructura del inminente Ministerio de

Sanidad. En este sentido, los farmacéuticos propugnaron expresamente la necesidad de que en la

Comisión Paritaria estuviesen presentes representantes de los trabajadores y de los empresarios.

Insólitamente - continúan los farmacéuticos -, los cinco representantes de la Seguridad Social y del

Ministerio de Trabajo no aportaron estudio alguno, ni siquiera los esbozos de propuestas insinuadas con

anterioridad, confirmando la más flagrante desconexión entre el INP y el Ministerio y ofreciendo como

única alternativa, precisamente la prórroga hasta el 31 de diciembre del actual convenio, reiteradamente

declarado inaceptable por los farmacéuticos españoles.

Más que diálogo - sigue la nota -, lo que ha habido en esta reunión ha sido un despropósito "imperativo",

que, al cabo de más de cuatro horas de intervenciones, proseguirá hoy en la reunión prevista en el

Ministerio de Trabajo, si las autoridades no se deciden a afrontar seriamente el tema.»

La nota termina diciendo que la Asamblea General de Colegios Farmacéuticos, en sesión permanente

desde hace dos días, aprueba plenamente la actuación de sus representantes en la Comisión Paritaria

Imperativa y ratifica su preocupación por el perjuicio que la intransigencia de la Seguridad Social puede

producir a los beneficiarios, que no tienen voz ni voto en, la Comisión.

Al encierro de los cincuenta y dos presidentes de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España se

incorporaron a lo largo del día numerosos profesionales de Madrid que acudieron a la sede del Consejo

para seguir la marcha de las negociaciones y hacer patente su repulsa al decreto sobre faltas y sanciones a

los farmacéuticos, aparecido ayer en el «B. O. E.». La actitud del Consejo se ha extendido a otros

Colegios de toda, España. Anoche permanecían en asamblea general, reunidos en juntas, los Colegios de

Álava, Albacete, Alicante. Asturias, Ávila, Castellón, Córdoba, Jaén, León, Madrid, Málaga, Granada,

Huelva, Orense, Palencia - que fue la primera provincia que decidió encerrarse -, Salamanca, Segovia,

Sevilla, Valencia, Valladolid, Zamora y Zaragoza. Otros Colegios se han reunido y están pendientes de

los resultados de los contactos que en Madrid se llevan a cabo entre el Ministerio de Trabajo y

representantes de la corporación farmacéutica.

Como informábamos ayer, entre los encerrados en el Consejo figuran dos diputados electos del Congreso,

señores Fernando de Alonso (UCD. por Ávila) y López Casero (UCD. por Ciudad Real.

* TELEGRAMAS

Los encerrados han enviado ayer un telegrama al Rey y otro al presidente del Gobierno. El texto del

telegrama dirigido al jefe de la Casa del Rey, dice lo siguiente: «Ruego haga llegar a Su Majestad

profundo malestar innecesariamente causado profesión farmacéutica, inoportuna publicación real decreto

sobre sanciones de la Seguridad Social a farmacéuticos, propio épocas feudales, cuyo texto

impugnaremos vía jurisdiccional, sin perjuicio de reconocer necesidad prever sanciones posibles

actuaciones incorrectas, sancionables con mayor dureza en reglamentos disciplinarios corporativos. Tal

publicación mismo día en que está convocada reunión imperativa prevista ley Bases Seguridad Social, se

interpreta como medida coactiva a efectos deliberaciones tal Comisión. Respetuosamente salúdale

Ernesto Marco Cañizares, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de

España.»

El presidente del Consejo General. Ernesto Marco Cañizares, se entrevistó ayer con el ministro de la

Gobernación. Martín Villa, para tratar de hallar una solución al problema.

* REPULSA A UN DECRETO

A la vista de la publicación en el «Boletin Oficial del Estado» de ayer de un decreto sobre faltas y

sanciones a los farmacéuticos en su actuación en la Seguridad Social, representantes de los farmacéuticos

revelaron ayer en una rueda de Prensa que el INP había llegado a un acuerdo con ellos el viernes pasado,

del que se volvió atrás «cuando tuvo a su disposición el decreto sancionados, aprobado en Consejo de

Ministros el mismo día.

El pacto alcanzado entre el INP y los farmacéuticos, que consta en las actas de la reunión celebrada el pa-

sado día 17. establecía lo siguiente:

1.º Prorrogar el periodo de negociaciones por un plazo de seis meses.

2.º Durante dicho periodo quedaría en suspenso cualquier tipo de aportación económica por parte de la

corporación farmacéutica.

3.º En todo lo demás, la farmacia seguiría prestando sus servicios.

4.º Durante ese tiempo ambas partes negociarían con vistas al futuro concierto la colaboración profesional

de la corporación con el INP, y las posibles condiciones-económicas del futuro concierto.

La ratificación del acuerdo quedó pendiente de la consulta que el delegado general del INP manifestó

tener que realizar ante el ministro de Trabajo. Al día siguiente, el INP. según se dijo en la rueda, dio

marcha atrás y propuso la prórroga del concierto vigente, señalando que no podía aceptar la suspensión,

ni siquiera temporal, de las aportaciones de los farmacéuticos, elemento central del conflicto. Según

informaron los farmacéuticos, el ministro de Gobernación se ofreció como mediador ante el ministro de

Trabajo para intentar alcanzar el citado pacto, manifestando el señor Rengifo que no admitía ningún

concierto, puente, como el que se había discutido y prácticamente aprobado en la reunión del día 17.

El decreto establece que «sin perjuicio de las demás responsabilidades que puedan ser exigidas ante los

órganos compétenles, el Ministerio de Trabajo sancionará cualquier infracción que los farmacéuticos

titulares de oficinas de farmacia cometan por sí o a través de sus dependientes en relación con la

dispensación de recetas de la Seguridad Social y a las demás obligaciones que con la misma puedan

tener».

Se clasifican las faltas en leves, graves y muy graves. Entre las leves figura «la desatención o el trato

incorrecto a los beneficiarios de la Seguridad Social siempre que no originen perjuicio asistencial al

interesado», así como «la facturación de las recetas oficiales de la Seguridad Social en las que se aprecien

enmiendas, raspaduras o añadidos en la prescripción médica». Entre las graves, se considera «negar la

entrada o la permanencia de los inspectores sanitarios de la Seguridad Social» o la falta de respeto a los

mismos, así como la negativa a dispensar una receta sin causa justificada. Las faltas muy graves incluyen

los malos tratos de obra o palabra a los citados inspectores.

Las sanciones pueden ascender, según los casos, a quinientas mil pesetas y a diez años y un día de

inhabilitación del establecimiento sancionado para el despacho de recetas de la Seguridad Social.

Los representantes de los farmacéuticos afirmaron que «sienten vergüenza» del decreto. Anunciaron

asimismo su intención de interponer recurso contra el mismo o. incluso, pedir su paralización ante el

Tribunal Supremo.

* LAS REIVINDICACIONES

Los farmacéuticos afirman que sus reivindicaciones no son sólo de orden económico, sino que afectan á

la estructuración del sector. Señalan que están pendientes de la aprobación de Un decreto que regule el

acceso a la propiedad de las farmacias y piden una ley de incompatibilidades, así como el control de los

medicamentos, considerando que nadie mejor que el farmacéutico puede orientar a los distintos sectores

sanitarios sobre los productos.

Sin embargo, la reivindicación económica - desaparición de la aportación de los farmacéuticos a la

Seguridad Social - es, sin duda, la que más les preocupa. «La corporación farmacéutica - afirmaron en la

rueda de Prensa - oferta a la Seguridad Social sus 14.400 oficinas de farmacia, sus servicios de urgencia,

todos los stocks, 40.000 trabajadores que no cuestan un duro a la Seguridad Social y el proceso de

facturación de las recetas, que cuesta a la corporación unos 800 millones de pesetas. Además, el servicio

farmacéutico es el único que trata con paridad al beneficiario de la Seguridad Social y al cliente privado».

También señalaron que los farmacéuticos están prefinanciando a la Seguridad Social en una cuantía que

sitúan en cifras del orden de los 8.000 millones de pesetas mensuales, pues tardan cuarenta y cinco días

en cobrar los medicamentos.

«Para que una farmacia sea rentable - continuaron - debe superar el millón de pesetas mensuales en ventas

y, por ejemplo, en Madrid sólo el 3.8 de las farmacias pasan de ese millón. ¿Qué es lo que puede aportar

este sector? El farmacéutico no puede pagar el 7,5 por 100 de aportación, que a la Seguridad Social le

representa sólo el 0,7 de sus presupuestos generales y a la farmacia le representa su supervivencia».

Asimismo, los farmacéuticos criticaron el que la Seguridad Social hubiese permitido a los laboratorios

dos aumentos en este año, mientras impide revisar los márgenes de los farmacéuticos, congelados desde

1964.

Entre los farmacéuticos que se encontraban en el Colegio Oficial de Madrid se hablaba de «socialización»

de la farmacia. A preguntas de los informadores, los representantes afirmaron que el Colegio no se

pronuncia ni a favor ni en contra de la socialización y que tampoco le tiene miedo. Pusieron ejemplos de

diversos países en los que existe cierta socialización y donde los farmacéuticos se encuentran en una

situación mejor que en nuestro país.

Los representantes del Colegio quieren contactar con las centrales sindicales para - explicarles su

problemática. Informaron que el martes mantuvieron una entrevista con CCOO, quien prometió apoyar

sus reivindicaciones. Los farmacéuticos señalaron también que en contra de las notas difundidas por el

TNP y la Seguridad Social, siempre han pensado en los beneficiarios, especialmente en los pensionistas.

«De lo contrario - dijeron - habríamos tomado medidas más duras.» Por último, los farmacéuticos

hicieron constar que el conflicto planteado entre ellos y el INP debía servir para pedir las cuentas de la

Seguridad Social así como el control absoluto del medicamento.

 

< Volver