Entierro en Pamplona del comandante Imaz. 
 El PSOE exige total condena a ETA     
 
 Diario 16.    28/11/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 49. 

Lunes 28 - noviembre 77/DIARIO 16

INFORMACIÓN GENERAL

Entierro en Pamplona del comandante Imaz

El PSOE exige total condena a ETA

PAMPLONA, 28 ´D16).—Unas 4.000 personas asistieron esta mañana en Pamplona a los funerales y entierro del comandante de la Policía Armada Joaquín Imaz, asesinado el sábado por ETA. El inspector general de la PA, general Timón de Lara, y el director general de Seguridad, Mariano Nicolás, asistieron a los actos en nombre del Gobierno.

A las once de la mañana un cortejo formado por jeeps de la Policía Armada y de la Guardia Civil, cubiertos con coronas de flores, llegaron con el féretro del comandante asesinado a la iglesia de San Francisco Javier. El templo estaba completamente lleno, y en lugares preferentes se hallaban las autoridades locales, provinciales y académicas de la provincia.

Más de tres mil personas se agolpaban fuera de la iglesia, donde profirieron gritos como "Menos democracia y más justicia", "Viva Navarra" y "Viva España". Estos gritos se repitieron en el interior de la iglesia.

En la homilía de la misa funeral, concelebrada por diez sacerdotes, el capellán castrense de la Policía Armada de Pamplona afirmó que estamos viviendo "un caos progresivo" y añadió que el Gobierno debe exponer claramente lo que está pasando en España.

El ´Patuleto: - -Socialista Obrero Español PSOE) exigió ayer la condena unánime de la organización armada ETA, tras conocerse la reivindicación por ella del asesinato del comandante de la Policía Armada Joaquín Imaz Martínez, ocurrido en Pamplona.

Al mismo tiempo, acusó a los parlamentarios de la coalición electoral Euskadiko Ezkerra (izquierda de Euskadi), Francisco Letamendia y Juan María Bandrés —aunque sin citar sus nombres— de apoyar la actuación violenta de ETA.

ETA reivindicó ayer el atentado realizado, a las 10,15 de la noche del sábado, en la persona de] comandante-jefe de la Policía Armada de Pamplona, Joaquín Imaz Martínez, que cayó muerto, abatido por varios disparos, cuando acudía a recoger su coche en el parking de la piara de toros de esta capital.

El asesinato fue realizado, según algunos testigos presenciales, por un comando de cuatro personas que se encontraba esperando a Imaz en el parking, junto al vehículo R-10 matrícula NA-58.436 de su propiedad. Las versiones de los testigos que pudieron oír los disparos y observar después la huida del comando ofrecen diversas impresiones de los hechos. Algunos afirmaron haber oído una ráfaga de metralleta, mientras otros creen haber oído los disparos bien diferenciados.

Por delante y por detrás.

Según las, primeras investigaciones, los autores de! atentado dispararon sobre el comandante Imaz desde una distancia muy próxima. Recibió varios impactos, al menos cinco, algunos por delante y oíros por la espalda, alcanzándole una de las balas directamente al corazón, tras haberle atravesado la cartera Je documentación.

Una herida de bala en la cabeza, con salida.de masa encefálica, ha hecho suponer a los investigadores que, una vez en el suelo, los agresores dispararon sobre su victima para darle el tiro de gracia.

El comandante Imaz, que vestía de paisano, cayó tendido boca abajo, inclinado hacia el lado derecho, con las llaves de su coche en ¡a mano.

Tras la acción, los integrantes del comando etarra huyeron en un Simca 1200 de color blanco matrícula de San Sebastián 5996-D, que había sido robado. El vehículo sería localizado pocos minutos después en el barrio de San Juan.

Los testigos describieron a algunos de los agresores como jóvenes de unos veinticinco años, uno de ellos de una altura aproximada de 1,65 metros y el otro más alto y delgado. La Policía dispuso numerosos controles en torno a Pamplona en busca de los autores.

Oficial de carrera

El comandante Joaquín Imaz nació en Pamplona en 1927; estaba casado y tenía una hija de siete años. En 1946 ingresó en la Academia Militar de Zaragoza. Su primer destino fue en el Sahara como teniente. Con el mismo grado desempeñó, posteriormente, funciones en la Policía Armada en Santa Cruz de Tenerife. Después de ascender a capitán volvió al Ejército, con destinos en Cataluña y Pamplona. Con grado de comandante se reincorporó a la Policía Armada en San Sebastián. Desda el mes de agosto de 1964 mandaba la LXIV Bandera de la Policía Armada en Pamplona. Le faltaba un año para ascender a teniente coronel.

Condenas del asesinato

Desde que se tuvo conocimiento del asesinato, personalidades, políticos y partidos expresaron su condena.

A las doce de la noche del mismo sábado, el diputado socialista navarro Gabriel Urralburu se personó en el Gobierno Civil para transmitir su pésame a, la primera autoridad de la provincia y a la familia de la víctima: "Se ha perdido una vida y esto no tiene ningún sentido", dijo al abandonar el edificio. El alcalde segundo, Balimaña, junto con los concejales Saenz, Etayo y Caballero, expresaron también personalmente su condolencia en el Gobierno Civil.

Diversos partidos políticos hicieron pública, durante la tarde de ayer, su repulsa por el atentado, entre ellos el PC, ORT, Partido Carlista, UCD, Alianza Foral de Navarra, AP de Vizcaya, PT, etcétera.

El comunicado de repulsa del PSOE fue especialmente duro, no solamente contra ETA, sino contra quienes apoyan la actividad violenta de esta organización armarla.

En un comunicado hecho público en la tarde de ayer, este partido condena el terrorismo y la violencia minoritaria, realizada al margen de la clase trabajadora, de los partidos democráticos y del pueblo en general. Según el PSOE, esta actitud ´ mantener un pro¿agonismo a base de muertes violentas e inútiles, alejados totalmente de la tarea de consolidación de la democracia y de la consecución de parcelas de autonomía para Euskadi".

Tras mostrar su condolencia a los familiares de Joaquín Imaz, el PSOE denuncia el "enorme peligro y error político que supone el trasladar métodos de acción violenta a Navarra, que puedan inducir al pueblo navarro a optar, en las elecciones municipales, en contra de la incorporación de dicha región al resto de la comunidad vasca".

"La organización ETA —a nade el comunicado—, que ha reivindicado el atentado, lejos de contribuir a la construcción de una Euskadi autónoma y democrática, lo que está haciendo es dificultar, una vez más, la unidad del pueblo vasco por la que tanto dice luchar y a la que tan flaco servicio está prestando."

Parlamentarios apoyan a ETA

El Partido Socialista de Euskadi (P´SOE) añade que "al tiempo que el señor Imaz era, asesinado, en un mitin político celebrado en San Sebastián los parlamentarios de Euskadiko Ezkerra coreaban desde la tribuna "Gora ETA" ("Viva ETA") y "ETA, herria zurekin" ("ETA, el pueblo está contigo"), lo cual parece significar que EIA y dichos parlamentarios apoyan la actuación violenta de ETA. Ya es hora de manifestar públicamente que la organización que actualmente comete actos de violencia no tiene nada que ver con aquella otra que, durante la dictadura, empleó la lucha armada contra la misma".

"El Partido Socialista de Euskadi (PSOE) —termina el comunicado— afirma que

en la etapa por la que atraviesa nuestro país en la actualidad, el pueblo vasco no está por la violencia y ni, por tanto, con ETA."

El propio gobernador afirmó que el asesinato del comandante Imaz "supone un terrible trauma para el pueblo navarro", añadiendo que se estaban "poniendo todos los medios posibles para capturar al comando asesino". "Espero —dijo— que el pueblo navarro comprenda que estas cosas no se solucionan chillando, sino actuando." Sin embargo, añadió también que "el ambiente entre la Fuerza Pública es de absoluta tranquilidad y serenidad".

Pésame de los Reyes

Los Reyes de España remitieron ayer un telegrama de pésame a la viuda del comandante Imaz, asesinado en Pamplona.

El texto del telegrama es el siguiente:

"Compartiendo su dolor en tan tristes momentos por el criminal atentado de que ha sido objeto el comandante jefe de la Policía Armada de Pamplona, hacemos llegar a todos sus familiares la expresión más sincera de nuestro profundo pesar, Juan Carlos y Sofía."

Varios centenares de personas se manifestaron en la tarde de ayer en Pamplona, desde el Seminario hasta el acuartelamiento de la Policía Armada, para testimoniar su repulsa por el atentado que costó la vida al comandante de la Policía Armada.

Los manifestantes, que portaban banderas españolas y brazaletes con la enseña nacional, llegaron hasta el acuartelamiento de Veloso Alto, donde está instalada la capilla ardiente con los restos mortales del comandante asesinado.

Allí les dirigió la palabra el capellán castrense, quien les agradeció esta postura de solidaridad. Después se disolvieron sin incidentes.

ETA reivindica

Aunque desde el principio tanto la munición utilizada, probablemente disparada por una pistola Parabellum, como el sistema y las circunstancias del atentado, hicieron recaer las sospechas sobre un comando etarra, la confirmación de la paternidad de este nuevo acto de violencia no.se produjo hasta mediodía de ayer.

Una voz anónima qué se identificó como portavoz de ETA reivindicó, a través de una llamada telefónica recogida & las doce menos cuarto en la delegación de Cifra en Bilbao, la responsabilidad del hecho.

El anonimo comunicante dictó, pausadamente, el siguiente texto:

"La organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional ETA, asume la responsabilidad de la muerte del comandante en Jefe de la LXIV Bandera de la Policía Armada, con sede en Pamplona. .

Hemos ejecutado al señor Joaquín Imaz Martínez por su calidad de máximo responsable de las fuerzas represivas de la Policía Armada en Navarra y por el destacado protagonismo que este miembro ha desarrollado durante los últimos años." Tras referirse a la labor represiva del comandante Imaz, el comunicado sigue diciendo:

"Su odio antivasco y antiobrero ha recibido la exacta respuesta que la justicia popular que el pueblo vasco reserva a todos aquellos que pretenden oponerse a las justas aspiraciones de loa trabajadores vascos por conquistar unas opciones políticas, como clase y como pue-

blo, de autoorganización y autogobierno, que posibilitan una sociedad libre de explotación dentro de la soberanía nacional de Euskadi.

Creemos que hoy los impedimentos mayores para alcanzar un mínimo de democracia y estabilidad política en Euskadi residen en la existencia de unas Fuerzas Armadas de ocupación, como son la Guardia Civil, Policía Armada y Cuerpo General de Policía.

Pensamos que una democracia válida y efectiva para nuestro pueblo vasco viene definida por la alternativa de KAS, entre cuyos puntos claves es la disolución de estas fuerzas represivas, componente significativo de las cuales era el comandante Imaz, y la sustitución por milicias populares vascas al servicio auténtico de los intereses populares.

Es´ por ello que proseguiremos nuestra campaña militar contra estos cuerpos que sustentan la dictadura militar española en Euskadi, hasta su total expulsión de nuestro territorio vasco.

Si el pueblo vasco se halla hoy en situación de indefensión respecto a estas fuerzas entrenadas y organizadas para combatirlas con las armas en la mano, la organización ETA está precisamente en función de defender y servir a sus intereses desde una perspectiva militar, asumiendo en todo momento nuestras propias limitaciones y los objetivos políticos de liberación nacional y social, que entendemos sólo se dan en las masas trabajadoras.

¡Gora Euskadi askatuíte ; Gora Euskadi sozialista!"

A últimas horas de la noche de ayer proseguían los , controles en las proximidades de Pamplona, en un Intento de detener a los autores del atentado.

 

< Volver