¿Parlamentarios indignos?     
 
 Diario 16.    28/11/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

¿Parlamentarios indignos?

ETA ha reivindicado el asesinato del comandante-jefe de la Policía Armada de Pamplona, el navarro Joaquín Imaz Martínez. Desde el pesar y la indignación que el hecho nos produce volvemos a repetir aquí cuanto dijimos en nuestros editoriales del pasado 23 de junio: ETA, criminal.

Entonces como ahora, no podemos escribir sin sentir la repulsa oías absoluta ante un asesínalo que alcanza de nuevo al alma de todo el pueblo vasco y de todo e1 pueblo español, convocados —sin que se acepte deserción alguna— a la tarea primaria de erradicar el crimen.

Las elecciones del 15 de junio,´ la amnistía del 14 de octubre y la inminente autonomía para e) País Vasco han pulverizado el espacio político de la ETA, que ahora se limita a proclamar des esperadamente su automoribundía.

Diversos partidos políticos han hecho pública su repulsa por el asesinato, entre ellos el Partido Comunista (PCE), la Organización Revolucionaria de Trabajadores (ORT), el Partido Carlista, la Unión de Centro Democrático (UCD), Alianza Feral Navarra, Alianza Popular y el Partido del Trabajo.

El Partido Socialista de Euskadi (PSOE) hacia más allá de la simple condena, señalando que "al tiempo que el comandante \Et$i era asesinado, en un mitin político celebrado en San Sebastián, los parlamentarios de Euskadiko Ezkerra coreaban desde la tribuna gara ETA (viva ETA) y ETA herria surekin (ETA, el pueblo está contigo), lo cual parece significar que ETA. [(Partido para la Revolución Vasca) y dichos parlamentarios apocan la actuación violenta de ETA".

Los parlamentarios de Euskadiko Ezkerra —diputado Francisco Letamendía y senador Juan María Bañaré*— quedan así emplazados a explicarse urgentemente ante sus respectivas Cámaras, y ante todo el país. Si confirman su apoyo a la actuación violenta de ETA su sitio deberá quedar fuera de las Cortes. El actual «reglamento provisional no prevé la declaración cíe indignidad, que habrá de tramitarse conforme a lo previsto en el artículo 15 del anterior o formando una comisión de encuesta. Quienes estén con la lucha armada deben pasar a empuñar las armas y someterse a las leyes de la guerra, donde no hay inmunidades>«

 

< Volver