El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid     
 
 Ya.    29/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL COLEGIO OFICIAL DE FARMACÉUTICOS DE MADRID

AGRADECE al Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a los otros Colegios

provinciales, a las numerosas asociaciones de diverso carácter que le han expresado su simpatía y

solidaridad, a los auxiliares de Farmacia de la provincia ya los medios de información madrileños y

nacionales el apoyo y la comprensión que tan generosamente le han prestado con ocasión del incidente

producido ante la opinión pública con motivo de las no satisfechas y legitimas reivindicaciones

farmacéuticas ante la Administración.

Al señor gobernador civil de la provincia, la última nota de prensa, en la que, alegando su condición

particular y familiar, declara una comprensión para los farmacéuticos y sus graves problemas, y espera de

esa nueva actitud la debida puntualización de que el Gobierno Civil NO HA EVITADO UN CIERRE DE

LAS FARMACIAS, YA QUE TAL DECISIÓN EN NINGÚN MOMENTO HABÍA SIDO ADOPTADA

LEGAL Y OFICIALMENTE POR LOS FARMACÉUTICOS.

AFIRMA que mantendrá su decisión irrevocable de respaldar y defender a sus colegiados, tanto

individual como colectivamente, contra cualquier tipo de medidas injustas con las que se les pueda

coaccionar para disuadirles de la reivindicación de sus derechos profesionales, unidos inseparablemente aj

mejor y más fervoroso servicio a la Sanidad Nacional.

SOLICITA de la Administración la aplicación inmediata de verdaderas medidas que resuelvan la grave

situación a que ha llegado la Oficina de Farmacia, situación de DESCONTENTO LATENTE, de

resultados imprevistos.

ASPIRA, en fin, con esta nota a concluir una polémica que no se hubiera iniciado de haber sido tratado el

profesional farmacéutico con la misma responsabilidad que él tantas veces ha demostrado en el transcurso

de su ejercicio profesional, como hace muy poco lo hizo con su esfuerzo personal y fuerte quebranto

económico para resolver un grave problema en el abastecimiento de medicamentos de su provincia, sin

que por. ningún sector de la Administración fuese agradecido públicamente.

Esta declaración se formula con la esperanza de que, tras un momento de innecesaria violencia no

ejercida por nuestra parte, quede abierto el camino a la solución pronta y correctamente planteada de

nuestros grabes problemas.

Madrid, 28 de abril de 1977. - R.

 

< Volver