Si se acepta la supresión del descuento del 7,5 por 100. 
 "La Seguridad Social perderá 8.300 millones" (Anguerá Sansó)  :   
 Ayer volvió a reunirse la comisión imperativa de ambos sectores para intentar solucionar el conflicto. 
 Arriba.    24/06/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

CONFLICTO DE LOS FARMACÉUTICOS Si se acepta la supresión del descuento del 7,5 por 100

«LA SEGURIDAD SOCIAL PERDERÁ 8.300 MILLONES» (Anguera Sansó)

* Ayer volvió a reunirse la comisión imperativa de ambos sectores para intentar solucionar el conflicto

MADRID. (De nuestra Redacción.) - Si los responsables de la Seguridad Social terminan aceptando la

propuesta de los farmacéuticos dejará de aplicarse el actual descuento del 7,5 por 100 a los precios de las

medicinas dispensadas por las farmacias a cargo de la Seguridad Social, lo que representaría unos 8.300

millones de pesetas, según ha dicho Víctor Anguera. Agregó el subsecretario de la Seguridad Social que

tal cifra tendrían que pagarla los trabajadores y empresarios.

Como quiera que en España existen 14.500 oficinas de farmacia, la anulación del referido descuento

representaría para cada una de ellas un beneficio neto extraordinario respecto de años anteriores de más

de medio millón de pesetas, concretamente 572.413 pesetas, contando con que los precios de los fármacos

permanezcan invariables en lo sucesivo.

Finalmente, si se tiene en cuenta - agregó - que las empresas hacen repercutir en los precios de sus

productos las cuotas de la Seguridad Social, resulta que dejar de aplicar el controvertido descuento

significaría que cada uno de los 36 millones de españoles que poblamos el país habría de gastar

anualmente alrededor de 230 pesetas más al año en medicinas.

Temas exclusivamente económicos

Por otra parte, a las cinco de la tarde de ayer, dio comienzo una nueva reunión de la comisión Imperativa

INP-farmacéuticos. bajo la presidencia del director general de Ordenación y Asistencia Sanitaria de la

Seguridad Social, Gregorio García Diez. Como se recordará, las conversaciones sostenidas el miércoles

terminaron sin ningún acuerdo práctico. Al parecer, los temas estudiados por ambas partes son

exclusivamente económicos, haciendo especial hincapié en la cuestión de los descuentos de las farmacias

a la Seguridad Social.

De no llegarse a un acuerdo, se elevaría una propuesta al Ministerio de Trabajo para que prorrogase el

concierto en vigor entre ambas partes, farmacéuticos y Seguridad Social, pero no por más de seis meses.

Entretanto, continúa el encierro de los cincuenta y dos presidentes de colegios de toda España en el local

del Consejo General de Farmacéuticos de Madrid. «Estamos a la espera de los resultados de la reunión»,

manifestó Pedro Capilla, secretario de la entidad y portavoz oficial de los asambleístas.

Al propio tiempo, continúan solidarizándose con estos profesionales diversos organismos, como el

Colegio de Arquitectos, de Practicantes, agrupaciones sindicales de auxiliares de farmacia, etcétera.

El Colegio de Barcelona pide el Ministerio de Bienestar Social

La Unión Sindical Obrera hizo público un comunicado de su ejecutiva exigiendo que sean reanudadas

cuanto antes las negociaciones entre el Ministerio de Trabajo y la corporación farmacéutica. Después de

señalar que el beneficiario es el sector más perjudicado en este conflicto, la nota hace referencia a la

necesidad de una reforma en la Seguridad Social «en los aspectos de financiación, asistencia y gestión

democrática de la misma», y alude también a su control por las centrales sindicales, «por considerar que

es en las deficiencias generales de la Seguridad Social donde está la raíz del problema» al que hoy se

enfrentan el Ministerio de Trabajo y los farmacéuticos.

A lo largo de la jornada de ayer, fueron numerosos los colegios provinciales que protagonizaron encierros

similares al de la capital. Palma de Mallorca. Gerona (cuyos farmacéuticos cursaron telegramas

explicativos al Rey y al Presidente Suárez, y pusieron de relieve que «ningún centro había recibido ni

cinco céntimos en los dos últimos meses»), Huelva, Zaragoza - en esta localidad los encerrados

decidieron, a primeras horas, abandonar su actitud, pero asegurando que volverían a la misma si las

conversaciones no son positivas - y Bilbao - donde cincuenta farmacéuticos prosiguieron enclaustrados en

el colegio oficial - fueron algunas de las ciudades en las que se registraron este tipo de acciones

reivindicativas. La Junta de Gobierno del colegio de Barcelona hizo pública una nota en la que indica,

respecto al problema del sector, que «los partidos políticos deben realizar un estudio exhaustivo del

problema sanitario y plantear seriamente la creación de un Ministerio de Bienestar Social». A

continuación, el escrito apunta que «los menos interesados en llegar a una situación de ruptura con el INP

somos los farmacéuticos, pues todo lo que pueda perjudicar al asegurado debe ser rechazado». La nota

culmina haciendo un llamamiento a todas las fuerzas democráticas «para que contribuyan a evitar la

desagradable situación que puede producirse el próximo día 29».

 

< Volver