Autor: Fernández del Solar, Jaime. 
 Vascongadas. 
 La polémica UCD-KAS     
 
 Arriba.    04/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

La polémica UCD-KAS

El pasado sábado 26 de noviembre caía acribillado a balazos, en tas inmediaciones de la plaza de toros de Pamplona, el comandante de la Policía Armada Joaquín Imaz. A las pocas horas, la organización ETA se responsabilizaba de la acción directa que había costado la vida al mencionado policía, a través de un comunicado en el que exponía —como suele hacerlo en estas ocasiones— las razones tenidas en cuenta por dicha organización a la hora de perpetrar el hecho. También manifestaba ETA que apoyaba la alternativa política del KAS {¿Coordinadora Arbetzale Sozialista, en la que se encuadran los partidos LAIA y HASI), única, en su opinión, que presenta una alternativa válida para la independencia de un Euskadi socialista. En los días sucesivos al asesinato del comandante imaz llegaron a las redacciones de todos los periódicos de! País Vasco multitud de condenas del hecho suscritas por todos los partidos políticos que operan en ¡a región. Entre ellos cabe destacar el remitido por la UCD, partido recientemente unificado a nivel de Euskadi, en el que, tras condenar el asesinato, pedía explicaciones a KAS para que, de forma meridiana, informara a la opinión pública sí aprobaba o rechazaba la conducta de ETA y, más concretamente, el asesinato del señor Imaz, y sí aceptaba o rechazaba ser la plataforma política de dicha organización.

Por su parte, el KAS, tras recordar que los partidos que forman la Koordinadora son considerados en la actualidad como ilegales, respondió a la UCD, después de señalar que éste es el partida en el Gobierno, que si les declaraba ilícitos y perseguibles por la justicia, no se entendía en base a qué argumento podía interesar a UCD su punto de vista. «Y si, por el contrario, a UCD te interesa nuestra ´opinión, no vemos por qué no nos legaliza.» Tras reconocer su silencio respecto a éste y otros atentados. KAS explicaba que no lo había hecho «porque entiende que la explicación de los dos siglos de violencia presentes en Euskadi no se despachan con un simple comunicado de Prensa»; sin embargo. añadía este comunicado que «las fuerzas del KAS no desean la violencia», porque el KAS «no desea que hombres venidos en la gran mayoría de las clases humildes mueran en Euskadi defendiendo unos intereses que no son los suyos y unos salarios que no justifican el riesgo, ni que otros, enfrente, caigan tampoco, como viene sucediendo desde años atrás». Más adelante, el comunicado del KAS añade: «UCD quiere que ataquemos a Euskadi para seguir guardando las apariencias, olvidando los problemas de fondo y haciendo, como ellos, la política del avestruz; tiene que saber e! partido del Gobierno que si Euskadi no existiera, no por ello se habría solucionado e! problema de la violencia, porque mientras las causas de ésta subsistan, encontrará caminos de actuación.» Continuaba el KAS afirmando: «Estamos haciendo todo por salvar a Euskadi, por evitar que corra más sangre y por construir entre todos una sociedad más libre y democrática. Si no deseamos que corra una gota más de sangre, pongamos los medios para que así sea», tras lo cual emplazaba a las demás fuerzas políticas a dejarse de demagogia y superficialidad, «sentando entre todos los pilares de una verdadera sociedad mínimamente democrática hacia la que las fuerzas del KAS tienden sus impulsos».

Por su parte, la UCD respondió a! comunicado del KAS afirmando que quedaba asombrada del cinismo con que los asesinos de ETA pretendían sacarle jugo a sus acciones «mediante una nota en la que se encomendaban politicamente el KAS». «Cuando unos asesinos —continuaba el comunicado de UCD— (levan su cinismo hasta el extremo de hacer proselitismo a favor de un grupo o partido político, pueden pasar dos cosas: o que este partido tenga conexión con tos asesinos, y en este caso es una conexión íntima, o que no la tenga, en cuyo caso se trata de una maniobra para intentar desprestigiar a este grupo político presentándole como colaborador y auxiliador de los criminales.» Termina la UCD vasca preguntándose el «por qué no nos unimos los vascos, además de para el estatuto, para consolidar la libertad y la democracia, para restablecer nuestra economía y para terminar con los criminales. ¿En el próximo crimen o secuestro de ETA, que parece que se avecina, nos vais a dar la misma cantinela?» Jaime F. DEL SOLAR

(Bilbao)

 

< Volver