Despliegue policial en Madrid. 
 Funeral por el comandante Imaz     
 
 Diario 16.    07/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Despliegue policial en Madrid

Funeral por el comandante Imaz

MADRID, 7 (D16).—El vicepresidente para Asuntos de la Defensa, Manuel Gutiérrez Mellado, y el Jefe del Alto Estado Mayor del Ejército, teniente general José Vega Rodríguez, presidieron en la tarde de ayer, en el patio del antiguo Ministerio del Ejército, un funeral por el alma del comandante Imaz, muerto por ETA en Pamplona.

Al acto asistieron militares de los tres Ejércitos, Policía y Guardia Civil, así como la viuda del comandante Imaz, María Teresa Azcona. Numeroso público llenaba el patio del Cuartel General del Ejército.

Al final del responso se dieron varios gritos entre ellos "Viva España" y "Mueran los traidores", que fueron ampliamente coreados por los asistentes.

A la ceremonia se prohibió el acceso a los periodistas.

Como previsión de una posible manifestación ante el Ministerio del Interior, desde antes de las cinco de la tarde la Policía Armada, con cascos antidisturbios, tomó la plaza de Colón y la manzana en la que se encuentra este Ministerio,

Según Logos —citando fuentes del Gobierno Civil—, la Policía Armada tomó "ostensiblemente" la zona de la plaza de Colón, ante la sospecha de que se celebrara una concentración en protesta por los incidentes acaecidos en Málaga.

Orden de Vega Rodríguez

Una orden del Jefe del Estado Mayor del Ejército, teniente general José Vega Rodríguez, leída ayer en el Cuartel General del Ejército, alertaba a la oficialidad de los intentos de subvertir la unidad de las Fuerzas Armadas mediante asesinatos y actos violentos, informa hoy el diario "El País".

Asimismo el jefe de la cadena de mando militar de las Fuerzas Armadas advertía a la oficialidad para que

no atendiera al llamamiento hecho ayer, mediante una esquina, para acudir hoy a una misa por el comandante Imaz en la iglesia de los Jerónimos. La citada convocatoria es apócrifa, según Vega Rodríguez.

Por otra parte, ayer se reunió la Junta de Jefes de Estado Mayor en una convocatoria normal para estudiar asuntos de trámite.

Malestar entre algunos oficiales

Algunos comenta ríos de círculos militares ayer discurrían en el sentido de que había sido mal acogido por una parte de la oficialidad el hecho de que el ministro del Interior, Martín Villa, enviara a Málaga al general inspector de la Policía Armada, Timón de Lara, a esclarecer las presuntas responsabilidades por los incidentes en los que murió el joven militante de CC OO José Manuel García Caparros en el Día de Andalucía.

 

< Volver