El PNV intentará provocar la caída de Calvo-Sotelo. 
 Los dirigentes firman un texto contra la LOAPA y anuncian medidas de dureza     
 
 ABC.    21/06/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

NACIONAL

LUNES 2!-6-82

El PNV intentará provocar la caída de Calvo-Soteto

Los dirigentes firman un texto contra la LOAPA y anuncian medidas de dureza

DURANGO (Vizcaya). Cerca de 1.300 cargos electos del Partido Nacionalista Vasco firmaron en Durango un documento contra la LOAPA y han anunciado la aplicación de una serie de medidas de protesta en el caso de que este proyecto de ley sea aprobado por las Cortes.

En un acto, que duró tres horas, en el frontón de esta localidad vizcaína, la plana mayor del PNV reafirmó su postura contraria al proyecto de ley y su portavoz en el Congreso, Marcos Vizcaya, indicó que hoy, lunes, pediría su retirada.

Las intervenciones contrarias a la LOAPA de! «lendakari» Carlos Garaicoechea; presidente del partido, Xabier ArzaJIus; Marcos Vizcaya, y del vicepresidente del Ejecutivo de Vitoria, Mario Fernández, fueron subrayadas por los fuertes aplausos de los cargos del partido.

A lo largo de todas las intervenciones se puso de manifiesto la intención del Partido Nacionalista Vasco de oponerse frontalmente a la aplicación de la LOAPA y en una rueda de Prensa posterior se afirmó que los nacionalistas vascos, desde su minoría, harían lo posible para provocar la caída del Gobierno de Leopoldo Calvo-Sotelo. Respecto a! capítulo de medidas a tomar, de las que existe ya un borrador que podría ser modificado en base a posibles cambios de la actual situación política, no quisieron hacerse públicas, aunque se anunció que hoy podría llevarse a efecto una de ellas.

Carlos Garaicoechea abrió el turno de oradores para afirmar que el proyecto de ley que rechazan «desnaturaliza el Estatuto vasco y compromete gravísimamente el alcance futuro de nuestro autogobierno (...) Con ser grave el proyecto de la LOAPA, sólo representa el eje de toda una política absolutamente regresiva».

El presidente del partido, Xabier Arzallus, analizó el proceso negociador que llevó a la firma del Estatuto, sus vicisitudes, criticó duramente a UCD y al PSOE y afirmó que «no han querido dialogar con nosotros. Y si aquí ha faltado diálogo ha sido por parte de ellos».

Marcos Vizcaya señaló que «estamos asistiendo a la mayor afrenta contra el Estatuto vasco desde el 25 de octubre de 1979», pidió la retirada del proyecto de ley y manifestó el portavoz del Grupo Nacionalista en el Congreso que «mañana se quiere firmar el acta de defunción de la autonomía política, pero nosotros defenderemos los derechos y las libertades de nuestro pueblo porque somos conscientes de que tenemos razón»

Mario Fernández aseguró que la LOAPA nació después del frustrado golpe de Estado del 23 de febrero, analizó este proyecto de ley y tos puntos de disconformidad y señaló después que «aquí se hace innecesaria la LOAPA porque ni mandan ni van a mandar en mucho tiempo».

Al término del acto político los 1.400 cargos electos han firmado un documento, que dice, entre otras cosas:

«Una vez más, Euskalerría se encuentra en la circunstancia históricamente repetida de tener que padecer el agravio que suponen manifiestos e intentos de quebrantar las promesas, los pactos y acuerdos en esta ocasión reflejados en el Estatuto de Autonomía, concertado entre la representación de la Asamblea de parlamentarios vascos y la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados y que; entre otros refrendos, recibió después el de la voluntad mayoritaria de! pueblo vasco.

Una vez más corremos el riesgo de que se agraven los problemas que padece Euskadi por la histórica ceguera de quienes siguen empeñados en ignorar los hechos, en reconocer la existencia del pueblo vasco y su voluntad política; ceguera que es la causa primera y fundamental de la desestabiiización social, política y ética a que se ve sometida nuestra sociedad, un pueblo, una comunidad con aspiraciones de paz y justicia, a la que sistemáticamente algunos pretenden sustraer su propia voluntad.

El Partido Nacionalista Vasco no acepta, ni puede aceptar, que el desarrollo de la gestión política vaya por otros caminos, que sean necesarios fraudes para gobernar una sociedad. Nosotros sentimos la obligación de decir al pueblo vasco que el Estatuto de Autonomía está siendo objeto de ataques y manipulaciones, unas de hecho y otras que tratan de encubrirse en la dignidad de unas leyes como la LOAPA, cuya finalidad básica es impedir su desarrollo cuando no disminuir su contenido.

Que seguimos asumiendo plenamente, como tarea fundamental de nuestra gestión, la defensa y desarrollo del Estatuto, sin merma de la interpretación que en su día dimos públicamente de él, impidiendo por los cauces de la justicia, (a razón y el Derecho que se sustraigan de la autonomía vasca las facultades, recursos, competencias y mecanismos institucionales que la 83 configuran y pertenecen por equidad, ley y voluntad popular.

 

< Volver