8 generales muertos en 11 atentados contra mandos del Ejército     
 
 El País.    05/11/1982.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ESPAÑA /15

8 generales muertos en 11 atentados contra mandos del Ejército

Once atentados terroristas contra generales en activo, ocho de los cuales resultaron muertos —incluyendo al jefe de la DAC asesinado ayer— se han producido en el período de transición a la democracia. Algunos atentados han coincidido con fechas importantes de este proceso. El 21 de julio de 1978 fue asesinado en Madrid el general de brigada Juan Manuel Sánchez Ramos, junto con un teniente coronel ayudante que le acompañaba en el coche. El atentado, reivindicado por ETA Militar, se produjo el mismo día en que se aprobaba la nueva Constitución en el Congreso.

En el período transcurrido entre el referéndum de la Constitución y las segundas elecciones legislativas, ETA Militar asesinó en Madrid al general Constantino Ortín, gobernador militar de Madrid, el 3 de enero de 1979. Cuatro días después de las elecciones, el día 5 de marzo, el general de brigada Agustín Muñoz Vázquez, jefe de la Intendencia General del Ejército de Tierra, fue asesinado en Madrid a la salida de su domicilio. Este atentado fue reivindicado por los GRAPO. El 25 de mayo del mismo año, en vísperas del Día de las Fuerzas Armadas, ETA asesinó en Madrid a un teniente general y dos coroneles del Ejército, junto al conductor del coche oficial en que viajaban. El teniente general Luis Gómez Hortigüela era jefe superior de Personal del Ejército.

El general de brigada Lorenzo González Valles, gobernador militar de Guipúzcoa, fue asesinado de un disparo el 23 de septiembre de 1979, cuando paseaba con su esposa por el paseo de La Concha, en San Sebastián. Este atentado tuvo lugar después de los asesinatos de dos jefes militares en Bilbao, realizados cuatro días antes, lo que provocó una tensa situación, que obligó al entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, a aplazar un viaje a América.

El 2 de septiembre de 1980, el general de brigada Enrique Briz Armengol, que era jefe de Intendencia en la IV Región Militar, fue asesinado en Barcelona, tras ser ametrallado el coche en el que viajaba. En el atentado, atribuido por la policía a los GRAPO, resultó herido de gravedad el soldado de escolta, que murió días más tarde.

En mayo de 1981, dos meses después del intento de golpe de Estado del 23 de febrero, dos graves atentados contra militares se produjeron en Madrid en sólo tres días. El general Andrés González de Suso fue asesinado el día 4, a la salida de su domicilio, en la calle de Hermosilla de Madrid, en un atentado reivindicado por los GRAPO. Tres días más tarde se produjo un atentado de ETAm contra el jefe del cuarto militar de la Casa del Rey, teniente general Joaquín de Valenzuela, que resultó herido de gravedad. Fallecieron su ayudante, un suboficial, de escolta y el soldado conductor. Este doble asesinato provocó una masiva repulsa ciudadana, plasmada en un paro simbólico de dos minutos de silencio en protesta contra el terrorismo.

Por otra parte, otros dos atentados fallidos tuvieron lugar en Madrid en las personas del general Fernando Esquivias, en marzo de 1980, y el general Arturo Criado, en julio del mismo año, reivindicados por ETA y GRAPO, respectivamente. Los dos soldados de escolta murieron en los atentados.

 

< Volver