Gran "cumbre" en La Zarzuela con el Rey, Calvo-Sotelo y Felipe. 
 Todos unidos contra el terror     
 
 Diario 16.    05/11/1982.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Gran «cumbre» en La Zarzuela con el Rey, Calvo-Sotelo y Felipe

Todos unidos contra el terror

El Rey Juan Carlos convocó ayer tarde a La Zarzuela al presidente del Gobierno en funciones, al futuro presidente y al general que encabeza la cúpula militar. Tras la reunión se hizo pública una nota, en la que se afirma que «esta provocación refuerza la firma decisión qué anima a los reunidos a luchar sin tregua contra estas acciones».

Madrid - El Rey Don Juan Carlos convocó, a primera hora de la tarde de ayer, en el palacio de La Zarzuela, una reunión con el presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo; el secretario general del PSOE y futuro presidente, Felipe González; el ministro de Defensa, Alberto Olían, y el presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, teniente general Alvaro Lacalle Leloup. La decisión del Monarca obedecía a tratar la respuesta contra el brutal atentado en el que perdió la vida el jefe de la División Acorazada, general Lago Román, producido en las primeras horas de la mañana. En contraste con el espíritu constructivo y firme de la reunión, el líder de Alianza Popular, Manuel Fraga, que no había sido convocado a la «cumbre» de palacio, hacía unas insólitas declaraciones, en las que afirmó que «actos como el asesinato de hoy justifican mi afirmación, que armó tanto revuelo en su día, de que hay que intentar entender el golpismo». Tras la «cumbre», que duró aproximadamente cuarenta y cinco minutos, se hizo público un comunicado oficial de la reunión, en el que decía que se había considerado

«el atentado terrorista de que ha sido víctima esta mañana en Madrid el general Víctor Lago Román, jefe de la División Acorazada Brúñete número 1, así como la significación que encierra este nuevo acto criminal realizado contra una prestigiosa figura de las Fuerzas Armadas, cuando el pueblo español acaba de poner de manifiesto, en las elecciones celebradas recientemente, sus deseos de paz, concordia y de respeto al orden constitucional». «Esta clara provocación —continúa la nota de La Zarzuela — , que ataca la convivencia de los españoles, refuerza la firme decisión que anima a los reunidos de continuar sin tregua la lucha contra estas acciones terroristas, sin que se produzca ninguna solución de continuidad, ni la menor fisura, en el mantenimiento de esta unánime determinación.» El comunicado de La Zarzuela concluía afirmando que «con e/" propósito decisivo de utilizar cuantas medidas conduzcan a extirpar la plaga terrorista, los reunidos han acordado también reiterar a todas las Fuerzas Armadas su solidaridad con las mismas y con las de Seguridad del Estado, así como su admiración y agradecimiento por la disciplina y el espíritu de sacrificio de que, en todo momento, están dando ejemplo como demostración de su amor a España.»

Funeral

Por otra parte, e! secretario general del PSOE y virtual presidente del Gobierno, Felipe González, acudió a la capilla ardiente del general Lago Román, asesinado ayer en Madrid. • El líder socialista procedía de la reunión .celebrada en La Zarzuela con el Rey Don Juan Carlos. Posteriormente, Felipe González y Leopoldo Calvo-Sotelo asistieron al funeral celebrado en el Cuartal General del Ejército, donde, con los familiares del general asesinado, se encontraban ministros, altos mandos militares y el presidente de AP, Manuel Fraga. Hacia las nueve de la noche concluida la misa funeral, abandonaron el Cuartel General del Ejército el presidente del Gobierno y el secretario general del PSOE.

También lo hicieron el ministro de Defensa, los jefes de Estado Mayor del Ejército y de la Armada, así como el presidente de AP.

Los restos mortales del general Víctor Lago Román serán enterrados hoy en el cementerio de Puentedeume (La Coruña), residencia veraniega habitual de la familia. El féretro será trasladado a primeras horas de esta tarde al aeropuerto coruñés de El Alvedro El alcalde de Puentedeume ha convocado para hoy un Pleno extraordinario cuyo único asunto del orden del día es la manifestación del «sentimiento de pesar y repulsa por el asesinato que costó la vida del ilustre militar».

 

< Volver