Autor: Laborde Vallverdú, Enrique. 
 Uno de ellos, en libertad bajo control judicial. 
 Los etarras deternidos en Francia, acusados de "extorsión de fondos"     
 
 ABC.    09/11/1982.  Página: 35. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

NACIONAL

ABC/35

Uno de ellos, en libertad bajo control judicial

Los etarras detenidos en Francia, acusados de «extorsión de fondos»

BAYONA (Francia). Los tres terroristas vascos de ETA militar y el industrial que fueron detenidos el pasado sábado en San Juan de Luz fueron acusados ayer por el juez de Instrucción de Bayona (capital del País Vasco-Francés) de «asociación para la delincuencia» y «extorsión de fondos». Los terroristas vascos son Antxola Larrañaga, responsable de los comandos de información de ETA militar; Carlos Ibarguren, jefe de los servicios de información de la misma organización, y Sabino Zabieta, miembro del grupo terrorista. El cuarto inculpado es el industrial Ignacio Zabala Sarria, que ha sido puesto en libertad «bajo control judicial». Antxola Larrañaga, que como los otros dos terroristas se encuentra en prisión, ha sido acusado también de «oponer resistencia durante su detención», «infracción al mandato de expulsión del país» (Francia) y de «ocultamiento y uso de documentos administrativos españoles falsificados».

PARÍS (Enrique Laborde, corresponsaí). La detención en San Juan de Luz de cuatro dirigentes de ETA mititar «ilustra la voluntad más firme be las autoridades francesas de cooperar con las españolas en la lucha contra el terrorismo vasco», indica el diario «Le Matin» en su información titulada «Terrorismo vasco: Francia ayuda a España». Estas detenciones, puntualiza el citado diario, «anuncian, sin duda alguna, que en París se tiene en cuenta la nueva naturaleza del Poder en España».

Sobre este asunto, que una desgraciada huelga de artes gráficas dejó en manos de la radio y de la televisión, los periódicos informan ahora con toda clase de detalles y toda suerte de comentarios. Así se ha tenido cumplida noticia de las detenciones. Lo que ha sorprendido ha sido la turbulenta detención del más importante de los cuatro militantes vascos: Peio Antxola Larrañaga, más conocido por «Peio el Vieio», número tres de ETA militar, que residía en Francia desde 1972.

«BUEN FUNCIONAMIENTO»

El secretario de Estado para la Seguridad Pública, Joseph Franceschi, ha expresado su satisfacción por el «buen funcionamiento» de las disposiciones adoptadas y ha indicado que de esa «operación puntual» no hay que deducir ninguna conclusión apresurada.

Pero en materia de comentarios es quizá el del diario «Le Matin» el más sugestivo. En un artículo titulado «Un viraje en la cooperación franco-española», se indica que «esta operación marca un profundo cambio en las relaciones entre París y Madrid, a raíz de la victoria socialista en las elecciones legislativas. «Ahora —se subraya— se puede hablar nuevamente de "cooperación" entre los dos países por (o que se refiere al terrorismo vasco, incluso aunque se desmienta formalmente en el gabinete del secretario de Estado Joseph Franceschi la participación de policías españoles en las intervenciones del sábado.»

LAS DECLARACIONES DE DEFFERRE

El autor de este comentario recuerda la insistencia de Madrid en la necesidad de establecer una más eficaz colaboración en la lucha contra el terrorismo, y anota que si al principio París se hizo el sordo, más tarde retuvo la idea de un «servicio de coordinación» entre tos dos países, aunque «bien pronto se dio cuenta que las "informaciones" intercambiadas podían ser utilizadas de un modo bastante discutible».

En fin, el comentarista de «Le Matin» recuerda las desafortunadas declaraciones del ministro del Interior, Gastón Defferre, al «Nouvel Observateur» en julio de 1981, a raíz de su nombramiento. «Quizá —dijo en aquella ocasión el ministro del Interior— porque yo he vivido la clandestinidad, tengo la firme convicción de que la extradición es contraria a todas las tradiciones de Francia, sobre todo cuando se trata, como en este caso, de un combate político.» Y el ministro, que comparó a los terroristas de ETA a los resistentes contra la ocupación nazi, negó todo tipo de cooperación con España. «Pero todo esto —concluye el comentarista de "Le Matin"— era anterior a la victoria, hace pocos días, del Partido Socialista Obrero Español en las elecciones legislativas. Hoy —afirma el autor de este artículo— todo es diferente.» Es «todo» no tiene desperdicio.

 

< Volver