Autor: Pagola, Javier. 
 Al boicotear la manifestación de protesta por el atentado del pasado día 14. 
 Simpatizantes de Herri Batasuna provocan violentos enfrentamientos en Rentería     
 
 ABC.    29/11/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

NACIONAL

LUNES 29-11-82

Al boicotear la manifestación de protesta por el atentado del pasado día 14

Simpatizantes de Herri Batasuna provocan violentos enfrentamientos en Rentería

SAN SEBASTIAN (Javier Pagóla, corresponsal). Violentos enfrentamientos se produjeron ayer en Rentería, cuando simpatizantes de Herri Batasuna intentaron boicotear una manifestación convocada por diversos partidos políticos, en protesta por el atentado perpetrado el pasado día 14 por ETA-m, que arrojó el saldo de un trabajador muerto y dos con heridas de consideración.

Minutos después de las doce del mediodía daba comienzo la manifestación, convocada en el transcurso de !a pasada semana por tos partidos políticos PNV, PSE-PSOE, Euskadiko Ezkarra y PCE-EPK, las centrales sindicatos UQT y CC OO, así como la Asociación de Vecinos de Beraun. A la cabeza de la misma marchaba un grupo de niños, algunos de tos cuales eran hijos y allegados de Esteban Fariñas, Francisco Rosco y Manuel Patino, víctimas del atentado objeto de esta masiva protesta. Portaba este grupo una pancarta, en la que se leía: «Por la reivindicación del buen nombre de nuestros padres.» Un segundo grupo caminaba después, compuesto por familiares y amigos, mostrando otra pancarta con el «slogan» de la manifestación: «Contra la violencia, por la pacificación y la normalización de Euskadi.»

MANIFESTACIÓN SHJENCIOSA. La manifestación, formada por unas dos mil personas, recorrió, de

forma silenciosa, y bajo una insistente lluvia, las principales calles de Renteria. Sin embargo, precisamente al llegar a la calle Viteri, se encontró con una contramanifestación convocada por Herri Batasuna, coordinadora KAS y Gestora pro Amnistía, en demanda de amnistía, un Estatuto real y paralización de la central nuclear de Lemóniz. Los provocadores, profiriendo gritos de «gora ETA militar», «presoak kalera» y otros alusivos a tos confidentes de la Policía, se colocaron en la parte posterior de la manifestación, cuyos participantes, siguiendo la consigna de tos organizadores, se mantenían en srtencto.

No obstante, a partir de ese momento ya comenzaron a producirse los primeros conatos de enfrentamientos. En estas circunstancias se llegó & la plaza de la Diputación, lugar previsto para que finalizara el acto de protesta. Fue entonces cuantío los provocadores arreciaron en sus gritos, a lo que los manifestantes respondieron con palabras tales como «fuera, fuera..», registrándose encontronazos físicos, que en algunos momentos alcanzaron gran violencia. Tanto unos como otros se sirvieron de sus paraguas y otros objetos contundentes. Como consecuencia de estos enfrentamientos finales, que se prolongaron por espacio de algo más de un cuarto de hora, fueron varias las personas que resultaron heridas. Algunas de ellas hubieron de ser trasladadas a diversos centros sanitarios, pero sin que su estado exigiera especial consideración. Entre quienes sufrieron la agresión de los radicales «abertzates» se encuentra García Ronda, senador socialista por la provincia de Guipúzcoa. Otra persona resultó herida al golpearle en la frente un paraguas lanzado por un contramanifestante. La auténtica batalla campal fue descendiendo en su intensidad al ir retirándose los participantes que habían acudido a la convocatoria de repulsa por las acciones de ETA.

VARIOS HERIDOS. Sobre la una de la larde entraban en acción, con los habituales medios antidisturbios, las Fuerzas de Orden Público, al objeto de dispersar a los provocadores. De esta forma se sucedieron algunas carreras. Un policía nacional hubo de ser retirado en una ambulancia como consecuencia de las heridas sufridas al resbalar y caer al suelo. De todas formas, las Fuerzas de Orden Público ya habían hecho su aparición desde primeras horas de la mañana, al objeto de retirar numerosas barricadas que varios encapuchados habían colocado en los accesos a la localidad.

Diversas fuentes consultadas por ABC han considerado como un verdadero precedente esta manifestación pública contra el terrorismo, en una población donde hasta (a fecha, el miedo ha sido una de sus características. «La manifestación no puede decirse que haya sido una de las más masivas —comentaba uno de tos organizadores—. Pero hay que tener en cuenta que en Rentería, hasta la fecha, pocas son las personas que se han atrevido a pronunciarse abiertamente contra ETA.» En este sentido, los familiares de Esteban Fariñas, Francisco Rosco y Manuel Patino, algunos de los cuales marcharon al frente de la manifestación de ayer, han mostrado el alivio que para su actual situación comporta la solidaridad recibida por el vecindario.

REPULSA. Euskadiko Ezkerra, por su parte, hizo público ayer un comunicado, valorando positivamente la manifestación. Tras expresar que ha supuesto «la voluntad política del pueblo de Rentería de lograr la normalización y el cese de la violencia», agrega la nota que «mostramos la mayor repulsa contra quienes haciendo uso de la agresión física y el apoyo a la violencia más fanática incluso de tos hijos de las víctimas, no tienen reparo en la utilización de tos métodos fascistas».

D «Dado que Saturnino no está con nosotros, la mejor manera de celebrar hoy su cumpleaños —nace setenta años— seria recibir buenas noticias sobre su estado, aunque la familia ya ha asumido una realidad, totalmente «racional y también triste, y sabemos que puede ser hoy cuando se reciban, puede ser mañana o puede ser dentro de una semana o quince días, declaró ayer el portavoz de la familia Orbegozo, José Luis Martínez.

 

< Volver