Autor: Pagola, Javier. 
 El ministro del Interior presidió el funeral por el guardia civil asesinado en Tolosa. 
 "Pondremos todos nuestros esfuerzos para acabar con el terrorismo"     
 
 ABC.    14/12/1982.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MARTES 14-12-82

NACIONAL

El ministro del Interior presidio e! funeral por el guardia civil asesinado en Tolosa

«Pondremos todos nuestros esfuerzos para acabar con el terrorismo»

SAN SEBASTIAN (Javier Pagóla, corresponsal). «Sentimos el lógico dolor por este asesinato salvaje y sin sentido. Desde luego, el Gobierno no va a modificar sus criterios de poner todos sus esfuerzos e inteligencia para terminar de una vez con actos da este tipo.» Así se expresó ayer el ministro del Interior, José Barrionuevo, al término del funeral oficiado en el Gobierno Civil de Guipúzcoa por el guardia civil Juan Ramón Joya Lagos, de veintiséis años, casado y con un hijo de corta edad, muerto en el atentado perpetrado en la noche anterior en Tolosa. Por su parte, su compañero del Cuerpo, Francisco Vázquez Bótanos, herido en la misma acción terrorista, permanecía ayer en estado muy grave.

A) acto fúnebre, celebrado en la safa del Trono del Gobierno Civil, además del ministro del Interior y de la viudad y allegados de la víctima, asistieran, entre otras autoridades, el director general de la Seguridad del Estado, Rafael Vera; el delegado del Gobierno en el País Vasco, en funciones, Jaime Mayor Oreja; el director general de la Guardia Civil, teniente general Aramburu Topete. Asimismo estuvieron presentes representantes de los partidos políticos PNV, PSE-PSOE, AP y UCD. Entre ellos, el secretario de los socialistas vascos, Txiki Benegas, y el próximo gobernador de la provincia, Julen Elgorriaga. El acto religioso fue concelebrado por tres sacerdotes, y frente al altar se encontraba situado el féretro cubierto con la bandera nacional. En su homilía, el oficiante, tras resaltar las virtudes del guardia civil asesinado, agregó que «todo consuelo humano resulta insuficiente. Por ello solo la fe y la palabra de Dios puede dar luz a nuestra oscuridad». «Somos testigos —subrayó en otro momento— de todo lo bueno que Juan Ramón ha hecho en su vida como esposo, padre y guardia civil.»

Al finalizar la ceremonia, los compañeros de la víctima portaron el féretro hasta el patio exterior del edificio gubernativo, donde una compañía de música del Gobierno Militar le rindió honores interpretando el himno de la Guardia Civil. A continuación el titular de la cartera del Interior invitó a los ciudadanos a que presten su apoyo a las Fuerzas de Seguridad, dando vivas a la Guardia Civil, a España y al Rey, que fueron coreados por todos los presentes. A continuación el cortejo fúnebre, a cuyo frente se encontraban las autoridades, se dirigió por la calle José María Salaberría hasta la confluencia con la plaza Pío XII, donde aguardaba el furgón mortuorio en el que sería introducido el féretro tras el toque de oración. Fue en estos momentos cuando se registraron los instantes de máxima emotividad. El señor Barrionuevo, acompañado del director general de la Seguridad del Estado, abrazó a la viuda y demás familiares de la víctima, dedicándoles palabras de pésame y consuelo. Los familiares, protagonizando escenas de dolor, reclamaron al ministro del Interior las medidas oportunas para que se ponga fin a la situación de violencia que padece el País Vasco. «Hemos depositado nuestra confianza en su gestión para que acaben con esto. No se puede vivir de esta forma», manifestaron. Las muestras de dolor se reflejaron, asimismo, de forma visible en varios mandos de la Guardia Civil, que no pudieron evitar las lágrimas.

EL HERIDO, MUY GRAVE

Del Gobierno Civil, el ministro del Interior se trasladó al hospital de la Cruz Roja, en cuya unidad de cuidados intensivos continuaba ayer, en estado muy grave, el otro guardia civil, Francisco Vázquez Solanos. En este sentido, el referido centro sanitario facilitó ayer un parte médico. Se señala que el herido entró con un «shock» hemorrágico muy grave. Tras realizarse las oportunas maniobras de reanimación, el paciente es intervenido quirúrgicamente, apreciándosele perforación gástrica, desgaste hepático a nivel de segmentos cuatro y cinco, con perforación de vesícula biliar. Tras la reparación quirúrgica de las lesiones, el paciente es trasladado a la UVI en estado muy grave.

Por otra parte, el féretro conteniendo los restos mortales del guardia Juan Ramón Joya salía del aeropuerto de Fuenterrabía a primeras horas de la tarde en dirección a Melilla, de donde era natural, al objeto de recibir en esta ciudad sepultura.

CONDENAS

Las reacciones a este nuevo acto terrorista no se hicieron esperar, y así los partidos políticos PSE-PSOE, AP y UCD mostraron ayer su repulsa por este hecho. En este sentido se trata del primer atentado con víctimas llevado a cabo una vez que los socialistas accedieran al Gobierno. Como se recordará, el atentado fue perpetrado minutos antes de las diez treinta de la noche del domingo, cuando ambos guardia civiles circulaban por el paseo de Velate, en Tolosa. Al detenerse a la altura de un semáforo fueron ametrallados, al parecer por dos individuos, que posteriormente se dieron a la fuga en un vehículo R-5, de color blanco, en dirección a San Sebastián.

 

< Volver