Ayer se celebraron los funerales por el guardia civil asesinado en Tolosa. 
 El Gobierno luchará contra el terror hasta su erradicación     
 
 Diario 16.    14/12/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Ayer se celebraron los funerales por- el guardia civil asesinado en Tolosa

El Gobierno luchara contra el terror hasta su erradicación

El presidente del Gobierno, Felipe González, hizo pública ayer una nota sobre el atentado terrorista de Tolosa, que costó la vida a un guardia civil y gravísimas heridas a otro, en la que expresó la intención de su Gabinete de luchar contra el terror hasta su erradicación. El ministro de Interior, José Barrio-nuevo, asistió a los funerales y aseguró que si esta acción es un desafío «no lo piensan aguantar».

San Sebastián — A las doce del mediodía, en el salón del trono del Gobierno Civil de Guipúzcoa, fue oficiado él funeral de cuerpo presente por él guardia civil Juan Ramón Joya Lago, de veintiséis años, muerto ayer en atentado en Tolosa. La ceremonia fue presidida por el ministro de lnterior, José Barríonuevo, y asistió el director de la Seguridad del Estado, Rafael Vera, especialmente desplazados desde Madrid.

En el acto estaban presentes, además de la viuda y familiares del fallecido, el delegado del Gobierno en el Oreja; director general de la Guardia Civil, Aramburu Topete; goberador civil y militar, comandante de Marina, alcalde de San Sebastián, diputado general de Guipúzcoa y representantes de los partidos PNV, PSE-PSOE, UCD y AP, entre ellos el secretario general del PSE-PSOE, Txikí Benegas, y el próximo gobernador civil de Guipúzcoa, Julen Elorriaga.

Por su parte, la presidencia del Gobierno difundió ayer un comunicado del presidente, Felipe González, sobre el atentado terrorista.

«Una nueva actuación de bandas terroristas ha costado la vida a un servidor del Estado, don Juan Ramón Joya, y puesto en grave peligro a otro, don Francisco Vázquez So/ano, miembros ambos de la Guardia Civil. El Gobierno conoce el deseo de paz y seguridad de la inmensa mayoría de los ciudadanos, así como su rechazo a las inhumanas coacciones terroristas. Las libertades exigen segundad para su normal ejercicio y desarrollo, y el Gobierno está dispuesto a afrontar la responsabilidad de asentarlas definitivamente, continuando la lucha contra el terror hasta su erradicación definitiva.»

El sacerdote oficiante pronunció una homilía en el funeral, en la que recalcó que todo consuelo humano resulta insuficiente, y sólo la fe y la palabra de Dios pueden dar luz a nuestra oscuridad. «Somos testigos de todo lo bueno que Juan Ramón ha hecho, tanto como esposo, como padre, compañero y guardia civil.»

Terminada la ceremonia, el féretro con los restos mortales de Juan Ramón Joya, cubierto con la bandera nacional, fue trasladado a hombros de sus compañeros hasta el exterior del Gobierno Civil, donde fue interpretado el himno de la Guardia Civil.

Desafío___________

El ministro del Interior, José Barríonuevo, dio vivas a la Guardia Civil, a España y al Rey, que fueron respondidos por los presentes.

Se dio después el toque de oración y el féretro fue introducido en un furgón fúnebre, para el traslado al aeropuerto de Fuenterrabia. El cadáver del guardia civil fue depositado en un avión militar, momento en que el ministro de Interior tuvo palabras de consuelo para la viuda y familiares del fallecido.

Se produjeron escenas de dolor, y familiares del guardia dijeron al ministro que confían en su gestión y pidieron que haga lo posible por terminar el clima de violencia que existe en el País Vasco. El cadáver fue trasladado por vía aérea hacia Melilla.

«Este asesinato salvaje y sin sentido ha va a modificar, en absoluto, nuestro criterio de poner todo nuestro esfuerzo, toda nuestra inteligencia, en terminar con este tipo de cosas», declaró José Barrio-nuevo al término de los funerales.

El ministro, en el mismo sentido, preguntado sobre si este hecho pudiera ser un desafío al Gobierno socialista, señaló: «Puede ser, pero es una cosa que nosotros vamos a aguantar.» También el secretario general de los socialistas vascos, José María Benegas, hizo públicas unas declaraciones en las que afirmaba: «Estamos hartos de muerte y de sufrimiento. El cansancio, el hastío de la muerte no puede convertirse en costumbre, porque un pueblo no puede resignarse nunca a que bandas de pistoleros siembren el terror y la barbarie.»

El herido

Tras señalar que los socialistas vascos están dispuestos a apoyar todas las medidas del Gobierno para acabar con el terrorismo, y poner de relieve la necesidad de «movilizar la sociedad para aislar cada vez más a los terroristas y a los que les apoyan», Benegas afirmó que «ETA ha elegido una vez más el camino de la confrontación contra la voluntad mayorítaria y firme del pueblo vasco de vivir en paz y en libertad».

Por otra parte, el ministro de Interior, acompañado del teniente general Aramburu Topete y otras personalidades, visitaron al guardia civil Francisco Vázquez, ingresado en la Unidad de Vigilancia Intensiva del Hospital de la Cruz Roja de San Sebastián.

Francisco Vázquez resultó herido de gravedad en el mismo atentado en el que perdió la vida Juan Ramón Joya.

 

< Volver