Alertados por un vecino del pueblo navarro de Santesteban. 
 Orbegozo fue liberado por un sargento y seis números de la Guardia Civil     
 
 Diario 16.    31/12/1982.  Página: 4-5. Páginas: 2. Párrafos: 32. 

31 diciembre-82/Diario 16

NACIONAL

Fuente: DIARIO 16 Fecha: 31-12-1982 Página: 4

Alertados por un vecino del pueblo navarro de Santesteban

ORBEGOZO FUE LIBERADO POR

UN SARGENTO Y SEIS NÚMEROS DE LA GUARDIA CIVIL

Saturnino Orbegozo, el industrial guipuzcoano secuestrado desde hacía cuarenta y seis días —hecho que se atribuyó ETA (p-m) VIII Asamblea— fue liberado

ayer sin un solo tiro, por el sargento y seis números de la Guardia Civil del puesto de Doñamaría, localidad navarra próxima a Santesteban. El sargento-comandante de puesto había sido alertado por un vecino que sospechó de la actividad de unos jóvenes vascos en un caserío abandonado en la falda del monte Otabro. Los dos jóvenes que vigilaban el cautiverio del anciano industrial fueron detenidos. La alegría de la familia Orbegozo a la hora del reencuentro con el liberado fue de una enorme emoción, compartida por todo el pueblo de Zumárraga, los trabajadores de la fábrica y todo el pueblo español.

San Sebastián — En una operación de la Guardia Civil en la que intervinieron el sargento comandante del puesto de Doñamaría (Navarra) y seis miembros más del Benemérito Instituto, fue liberado ayer el industrial guipuzcoano Saturnino Orbegozo que permanecía secuestrado desde hace cuarenta y seis días. Los dos jóvenes que vigilaban al secuestrado fueron detenidos.

Un vecino de dicha localidad navarra alertó al sargento de la Guardia Civil sobre el movimiento de personas extrañas al pueblo en una «borda» o casa vasca de pastores.

El sargento y seis números se dirigieron al lugar indicado, y mientras los guardias civiles rodearon y vigilaron el exterior del edificio, el suboficial comandante de puesto se encaramó al tejado en el que abrió un boquete por el que se introdujo en la casa, sorprendiendo a los dos jóvenes que custodiaban a Saturnino Orbegozo.

La barba___________

Al parecer, el industrial guipuzcoano ha permanecido en el lugar donde fue liberado ayer durante los cuarenta y seis días de su cautiverio. Al principio fue alojado en el sótano del inmueble, pero más tarde le instalaron en otra dependencia más elevada en la misma casa por razón de la humedad y el delicado estado de salud de Saturnino Orbegozo.

Aparentemente, Orbegozo se encontraba bien y lucia una barba muy blanca. Rehusó ingresar en un centro sanitario para someterse a un reconocimiento y manifestó su deseo de encontrarse con su familia en casa y que allí recibiría al médico.

Aunque la liberación del industrial guipuzcoano se produjo a las doce menos cuarto de la mañana de ayer, a media tarde ninguna autoridad policial ni gubernamental había desvelado la pertenencia de los secuestradores a ETA político-militar VIII Asamblea ni la identidad de los dos jóvenes detenidos.

El escondite.

. El propietario del inmueble donde fue hallado el industrial secuestrado indicó que desde hacía dos años había dejado desinteresadamente la casa a unos jóvenes guipuzcoanos, quienes, al parecer, se habían comprometido a arreglarla.

La «borda» está situada en el monte Otabro, a unos quinientos metros de Arce, un barrio de la localidad navarra de Doñamaría, próxima a Santesteban.

La cabana, construida con piedra, tiene unos diez metros de largo por cuatro de ancho y otros cuatro de altura en su aparte central, y unos dos aproximadamente en las partes laterales.

En su interior aparece dividida en dos partes: a la entrada —que hacía de cocina y comedor— se encuentran dos mesas. Encima de una de ellas se hallaba un aparato de radio Atlas y una caja de farias, en cuyo interior había dos billetes de cien pesetas y unas monedas, que no sobrepasarían las cincuenta pesetas.

En esta misma dependencia, con un techo en malas condiciones, había dos cocinas de ´butano, un frigorífico "vacío marca Fagor, 10 platos de porcelana, plástico y duralex, 10 tazas de, desayuno, tres vasos, dos cacerolas, una sartén y una estantería rudimentaria, en la que se hallaban latas de conserva, leche, manzanas, cebollas, garbanzos, mermelada, huevos y Coca-Cola, así como un montón de ladrillos.

En la siguiente dependencia, de cuatro metros de ancho por tres de largo, se había colocado un techo de conglomerado a una altura de 1,95 metros y hacía de dormitorio. El suelo es de baldosas de terrazo en esta dependencia, mientras que en la de la entrada es de tierra.

Aquí estaban instaladas cuatro literas con colchones de espuma, almohadas y mantas. También había en esta dependencia-dormitorio dos estufas de butano, un cubo de plástico azul que se utilizaba para recoger los excrementos y varias revistas, entre ellas números de «Interviú», «El Papus, «e/ Jueves», así como el libro «Euskadi, la paz es posible», de Joseba Goñi.

En este «dormitorio» también hicieron los secuestradores un agujero en el suelo de unos cincuenta centímetros cuadrados, cuya finalidad se desconoce. Aparecía destapado y a un metro de profundidad se veía mucha agua.

Los jóvenes que utilizaban la «borda» solían cambiar de coche con frecuencia y, al decir de los vecinos de la localidad, no mantenían ningún tipo de relación en el pueblo.

La noticia

Una hora después de la liberación, a las 12,15, el industrial liberado se puso en contacto telefónico con el gobernador civil de Navarra, Francisco Javier Ansuátegui. Sus primeras palabras fueron: *Me encuentro bien, aunque algo cansado.»

Fue el propio gobernador civil de Navarra el que poco después le comunicó al mi- (sigue abajo )

NACIONAL

Fuente: DIARIO 16 Fecha: 31-12-1982 Página: 5 Diario 16/31 diciembre-82

nistro de interior la noticia. José Barrionuevo asistía en esos momentos al final de los funerales celebrados en Guipúzcoa por los guardias civiles asesinados el miércoles en la estación de Irún por ETA.

«la noticia, —declaró el ministro a los informadoras allí destacados— la hemos recibido con alegría, pero en un momento triste, porque acabamos de asistir a ¡os funerales de dos miembros del mismo Cuerpo que ha liberado a Orbegozo"

Más adelante, José Barrionuevo manifestó que «a lo largo de estos cuarenta y seis días ha habido momentos en los que hemos pensado .que Orbegoio había fallecido. Afortunada-. mente no ha sido así».

Poco después de conocer la noticia, el ministro se puso en contacto telefónico con la familia del industrial para confirmarles la noticia de la liberación. La familia Orbegozo conocía ya el hecho, que le fue comunicado por uno de los periodistas que montaban guardia en el domicilio del industrial en Zumárraga y que habla oído el flash informativo por la radio.

La fábrica

También en la fábrica Orbegozo se vivieron momentos de emoción y alegría. La noticia les llegó a los trabajadores por medio de varios miembros de la familia Orbegozo, que en ese momento se encontraban en la factoría. El trabajo se interrumpió durante varios minutos y el teléfono de la centralita se bloqueó de llamadas.

Saturnino Orbegozo permaneció en el cuartel de la Guardia Civil de Santesteban hasta las 10,05 horas. El industrial tuvo que prestar declaración y realizar las primeras diligencias antes de su partida hacia Zucnárraga, donde era esperado por sus familiares. Hasta el cuartelillo se habla trasladado el jefe de la Comandancia de Pamplona y un equipo de atestados. Fuera del edificio se habla congregado un considerable número de vecinos de Samesteban, que esperaban ver a Saturnino Orbegozo salir en dirección a Zumárraga escoltado por efectivos de la Guardia Civil.

La llegada_________

Saturnino Orbegozo llegó á su domicilio de Zumárraga a las 3,25 de la tarde. Se encontraba visiblemente

emocionado y no pronunció palabra alguna.

En el exterior de su casa se encontraban unas doscientas personas del pueblo de Zumárraga, que le aplaudieron y gritaron: *Satur Ongi etorri », «Bienvenido, Satun" lo que emocionó al anciano, que comenzó a llorar.

Con Saturnino Orbegozo llegó el jefe superior de Policía de Pamplona, Couto,

quien declaró: «Yo me he limitado a traerle y no sé nada más.»

Respecto a cómo hablan realizado el viaje y qué tal se encontraba el señor Orbegozo, Couto manifestó: *Yo creo que se encuentra bien, ya que le hemos ofrecido ingresar en un centro sanitario y él lo ha rehusado diciendo que lo que deseaba era estar en su casa, encontrarse con su familia y que.

allí ya le vería un médico.* El ¡efe superior de Policía de Pamplona también comentó, que durante todo el viaje Orbegozo fue hablando de su familia y muy poco de los días de su secuestro, pero que, no obstante, habla dicho: *En general, no lo he pasado muy mal, pero en algún momento sí he pasado miedo.»

Durante el trayecto de Pamplona a Zumárrega. Saturnino Orbegozo comentó que los secuestradores le hablan hablado sobre la manifestación que el pueblo de Zumárraga había hecho exigiendo su liberación y que esta noticia le habla puesto muy contento.

Al ir entrando en Zumárraga, la gente le conocía y le aplaudía, por lo que el industrial no dejaba de llorar.

Barrionuevo Sobre las cuatro de la tarde llegó el ministro Barrionuevo, quien permaneció unos diez minutos en el interior de la vivienda y al salir de la misma dijo: "La visita ha sido de solidaridad humana con la familia. Saturnino está afortunadamente muy bien, ya que cuenta recuerdos de estos días y la familia está muy contenta y muy feliz por la liberación.»

•Saturnino Orbegozo ha sido rescatado por la Guardia Civil en una de sus operaciones de rastreo. Durante todo el tiempo que ha durado el secuestro se han realizado labores de rastreo, además de en todo el País Vasco, en Navarra, Rioja y alguna pane de Castilla y en una de ellas ha habido suene y lo han encontrado.

 

< Volver