Autor: Bustamante, Javier. 
 Uno resultó herido en las piernas y el otro en la cadera. 
 Fuera de peligro los dos suboficiales de la Armada ametrallados en Bermeo     
 
 Diario 16.    08/01/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Uno resultó herido en las piernas y el otro en la cadera

Fuera de peligro los des suboficiales de la Armada ametrallados en Bermeo

Los dos suboficiales de la Armada ametrallados ayer por la mañana en una calle de Bermeo se encontraban ayer, a última hora de la tarde, fuera de peligro. El AJEMA, Saturnino Suances, se desplazó a Bilbao para visitarlos en el hospital. El coche desde el que los terroristas dispararon las ráfagas de ametralladora llevaba matrícula de Bilbao.

Bilbao:

Javier BUSTAMANTE,

corresponsal

Juan Rivas Rivas y Rafael González Cabello, subteniente y brigada, respectivamente, de la Ayudantía de Marina de Bermeo, resultaron heridos ayer por la mañana al ser ametrallados por dos terroristas, presumiblemente de ETA militar, cuando, junto con un compañero de trabajo, se dirigían a pie, vestidos de paisano, hacia la Ayudantía de la citada localidad vizcaína.

Hacia las 9,15 de la mañana, cuando iban andando por la calle Reinazubi, fueron sorprendidos por dos jóvenes que, desde un coche Talbot de color naranja, cuya matricula es de Bilbao, letra I, y las dos últimas cifras 25. Dispararon varias ráfagas de fuego cruzado alcanzando con varios impactos a los suboficiales. Inmediatamente los heridos fueron trasladados en sendas ambulancias del Ayuntamiento de Bermeo y de la Cruz Roja del Mar hasta el ambulatorio de Guernica, donde se les efectuó una primera cura de urgencia, apreciándose que Juan Rivas tenía varias heridas en las piernas, que no revestían gravedad, mientras que Rafael González presentaba un orificio de bala en la cadera, permaneciendo ésta alojada en su cuerpo.

A Basurto_________

Desde el ambulatorio de Guernica fueron trasladados hasta el Hospital Civil de Basurto, en Bilbao, donde, tras un primer reconocimiento, se decidió el traslado de Rafael González hasta la Residencia de la Seguridad Social de Cruces-Baracaldo, donde se le apreció fractura de cadera y heridas en brazo derecho; su pronóstico es de gravedad, si bien se encuentra fuera de peligro.

En las exploraciones efectuadas al subteniente Juan Rivas se ha observado que sólo presentaba heridas en las piernas.

Juan Rivas tiene cincuenta y cuatro años, y Rafael González, cincuenta y tres. Ambos están casados y llevan sólo dos meses destinados en la Ayudantía de Bermeo. En el momento del atentado iba con ellos el brigada José Ángel Cano Raimundo, que resultó ileso.

Trece tiros _______

Los agresores dispararon trece tiros, y en el lugar de los hechos se encontraron diez casquillos del calibre nueve milímetros Parabellum, marca SF, munición habitualmente utilizada por ETA militar.

El suboficial que resultó ¡leso relató a la agencia Efe las circunstancias del atentado: «Serían poco más de las nueve de la mañana cuando nos dirigíamos hacia la Comandancia, a pie, por un recorrido que hacemos habitualmente, -porque se da la circunstancia de que es la única calle por la que se accede a la Comandancia», manifestó.

Sin miedo_________

Según indicó, tienen una casa alquilada en las proximidades y habitualmente van a pie, «porque pensamos que no teníamos nada que temer, ya que nuestro trabajo es hacer un bien a la comunidad».

«De reprente —dijo—, dos personas que se encontraban junto a un coche nos ametrallaron: uno de ellos desde el mismo vehículo y otro tumbado en el suelo. Los dos con metralletas. Nosotros lo único que pudimos hacer fue correr y protegernos de las ráfagas de metralleta que nos disparaban para evitar ser alcanzados.»

 

< Volver