La madre del secuestro, Mikel Echeverría, tajante ante el suceso. 
 "Vamos a pagar"     
 
 Diario 16.    12/01/1983.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Diario 16/12 enero-83

NACIONAL

El joven secuestrado había llegado el día anterior de Suiza, donde había pasado sus vacaciones esquiando, y se disponía a ir a clase cuando los terroristas se lo llevaron

La madre del secuestrado, Mikel Echeverría, tajante ante el suceso________

«Vamos a pagar»»

San Sebastián — «Vamos a pagar», declaró ayer, desde San-Sebastián, María Alcorta, madre del secuestrado Mikel Ignacio, a una emisora madrileña. Y calificó a los secuestradores de su hijo de «cerdos y marranos», al tiempo que les pedia que, cuanto antes, se pongan en contacto con la familia «ya que vamos a pagar».

El pasado lunes pidió a los secuestradores de su hijo, en unas declaraciones ante Televisión Española en el País Vasco, «que le traten bien y no le hagan daño».

El texto íntegro del mensaje que la angustiada madre dirige a su hijo, secuestrado por ETA, es el siguiente:

«Querido Migueltxu, espero que puedas oír o leer estas palabras mías desde donde estés. En estos momentos, sólo puedo decirte que en casa todos pensamos en ti y sólo soñamos con tenerte de nuevo con nosotros.

El aita está bien y tranquilo, pues tu hombría y serenidad al salir de casa nos dio mucho consuelo.

Todos tus hermanos están en casa más unidos que nunca, y no puedo dejar pasar la ocasión sin dirigirme a los que te tienen para pedirles que te traten bien y no te hagan daño.

Ellos, que tienen madre, saben que la que se lo pide es una madre.

Esperamos todos poderte abrazar pronto.

Un beso de tu ama.»

Con esta tajante decisión se contravendría la orden dada por el Ministerio de Interior para que no se entregue rescate alguno. El propio Ministerio hizo pública ayer una nota en la que asegura que nadie ha prohibido a la familia hablar con los medios de información y añade: «Intentaremos, por todos los medios policiales a nuestro alcance y al amparo de la legislación vigente, que no pueda ser satisfecho el rescate.»

El ambiente general en San Sebastián es de extrema tensión. A cuanta gente se le ha preguntado cuál serla su actitud en un caso similar, ha respondido: «Si sé" tratase de mi hijo, pagaría.» También se han escuchado frases como «habría que ver cuál sería la actitud del señor Barrionuevo si el secuestrado hubiera sido su hijo o su padre». O, con mayor exageración aún, «¿por qué no cambia el señor Barrionuevo a su hijo por el hijo de la familia Echeverría?»

Garantía___________

Ante esta tónica general, un portavoz del Ministerio de Interior aseguraba ayer a

Radia) Press que el caso del secuestro de Echeverría «demuestra claramente que el pagar a ETA, ya sea el impuesto revolucionario o rescates, no es una garantía», y añadió que «la familia Echeverría pagaba el impuesto revolucionario y, a la hora de la verdad, les ha tocado a ellos el secuestro, igual que si no lo hubieran hecho. Por eso, porque entendemos que no es una salida, este Ministerio tratará por todos los medios de evitar que el rescate se pague».

El industrial vizcaíno José Félix Eriz declaró ayer al respecto que si «Mikel Ignacio fuera mi hijo, no haría caso al ministro; no habministro que me dijera lo que tengo que hacer».

Enfermo___________

En el domicilio familiar de los Echeverría, en San Sebastián, la angustia que impera es fácil de imaginar. La casa está continuamente abarrotada de familiares y amigos que acuden para dar muestras de solidaridad y ofrecer su ayuda en caso necesario.

Ayer pudo, efectivamente, comprobarse que el padre de Mikel Ignacio se encontraba enfermo, aquejado de una gripe. Además es una persona que ya ha sufrido dos infartos. Sin embargo, no parece ser éste el motivo que impulsó a los terroristas a llevarse a su hijo. La impresión general es que se llevaron al primer miembro de la familia que se presentó, ya que — según pudo saber la corresponsal de Diario 16, Carmen Gurruchaga — Mikel Ignacio había llegado el día anterior de Suiza, donde había pasado las vacaciones esquiando y resulta difícil creer que este dato lo conocieran los secuestradores.

Hoy, a las siete de la tarde, se celebrará en San Sebastián una manifestación.

 

< Volver