El presidente de la patronal vasca, contundente. 
 Vizcaíno: Esta situación tiene un límite     
 
 Diario 16.    14/01/1983.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

El presidente de la patronal vasca, contundente

Vizcaíno: Esta situación tiene un límite

José María Vizcaíno, presidente de Adegui, contestó, escueta y rápidamente, a las preguntas que nuestro enviado especial le hizo, con los temas de los secuestros y el «impuesto revolucionario» como fondo. Este fue el diálogo que mantuvimos con el empresario vasco.

P, — ¿Se sienten solos los empresarios vascos?

R. — Sí. Sin embargo, se han producido cambios importantes. A pesar de que en este momento, con Mikel Echeverría secuestrado nos sentimos frustrados, cuando se ve la situación serenamente se observa que hemos empezado a avanzar.

P. — ¿Pero tienen el apoyo social en su tarea?

R. — No hay un apoyo .social manifestado. Tan sólo declaraciones de cara a la galería. Nuestra principal preocupación es, precisamente, que haya una conciencia general de que el problema del terrorismo, que afecta a los empresarios más que a otros grupos concretos, es un problema de toda la sociedad,

P. — Sin embargo, los empresarios siguen ahí.

R. — Sí. No hemos abandonado. Pese a que los últimos golpes son muy duros y la situación económica sigue siendo difícil, lo que complica la supervivencia de muchas empresas. No se ha abandonado porque estar aquí, en Guipúzcoa, en el País Vasco supone la asunción de un riesgo que conocemos.

P. — ¿Tienen miedo a ETA los empresarios?

R. — Miedo, no. Porque con miedo nadie puede vivir. Pero lo que sí hay es una grave preocupación y ese es un hecho metido en la vida del que está en el País Vasco, que dura ya muchos años

P. — ¿Pero no piensan que les puede tocar a ustedes?

R. — Bueno, el instinto de defensa es muy grande y la muerte siempre parece que es"del vecino.

P. — ¿Qué le piden los empresarios a la sociedad?

R. — Un rechazo total y claro, al terrorismo. Que eso se decante en un clima social y de colaboración en el terreno terrorista. Naturalmente, bajo el liderazgo de las instituciones democráticas.

P. — En oirás ocasiones, usted ha manifestado que el «impuesto revolucionario» es un tema individual pero que, personalmente, no era partidario de pagar. ¿Sigue ahora —cuando la vida de Mikel Echeverría depende del chantaje— pensando lo mismo?

R. — Sigo pensando lo mismo. En este caso quiero decir que, a la hora de adoptar medidas, hay que comprender la situación real y de indefensión que se está produciendo. El Gobierno debe comprender que de todas las medidas que hay que adoptar contra el terrorismo unas son más importantes que otras, y por eso yo le pido que valore la importancia de los pasos que da y su efectividad real.

 

< Volver