Autor: Montánchez, Enrique. 
 Alfonso Guerra, a los periodistas. 
 "Yo no puedo prohibir a los Echeverría que entreguen el dinero"     
 
 Diario 16.    14/01/1983.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Alfonso Guerra, a los periodistas

«Yo no puedo prohibir a los Echeverría que entreguen el dinero»

El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, afirmó ayer, ante los corresponsales extranjeros acreditados en España, que por un hijo hay que hacer lo imposible para salvar su vida, porque si no sería una monstruosidad, al referirse al secuestro de Mikel Echeverría. Afirmó que Orbegozo fue salvado por un ciudadano que perdió el miedo y contó que había observado algo raro en una casa. Fue tajante al decir que el Gobierno no negociará minearon ETA.

Enrique MONTANCHEZ

Madrid — «Yo no puedo prohibir que la familia de Echeverría pague dinero y haga todo lo que esté a su alcance para conseguir liberar a su hijo, porque yo por un hijo haría todo lo imposible por salvar su vida, como es natural, al margen de consideraciones políticas. Lo contrario sería una monstruosidad.» Con estas palabras se expresaba ayer el vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, ante los corresponsales extranjeros acreditados en España, en relación al secuestro de Miguel Echeverría.

Guerra aseguró que no existen diferencias de planteamiento con el ministro de Interior, José Barrionuevo, en torno a si hay que pagar o no rescate en un secuestro.

«Lo que pasa es que se ha interpretado mal y se ha desorbitado lo que era un matiz de planteamiento. El Gobierno tiene que ser inflexible ante la coacción, pero comprende lo que es la angustia de una familia que lucha por la vida de su hijo.»

A juicio del hombre fuerte del Gobierno, quien desde la vicepresidencia coordina la actividad de los Ministerios, lo más importante de la lucha que la sociedad española libra contra el terrorismo, "es lograr que la población del País Vasco participe activamente contra ios terroristas. Y eso lo estamos consiguiendo, en apenas un mes de Gobierno».

Alfonso Guerra ilustró su afirmación descubriendo que la liberación de Orbegozo se habfa logrado «sin quitar su importancia a las Fuerzas de Seguridad del Estado, porque un ciudadano anónimo descolgó un teléfono y, arriesgando su vida, dijo que había algo raro en una casa. Ese cambio de mentalidad es el que hay que conseguir que cada vez vaya a más». «Con la debilidad ante los terroristas no se consigue nada, antes bien, encontrarse en una situación —dice Guerra— como la de la familia Echeverría que pagaba el impuesto revolucionario y no le ha servido de nada ante los terroristas.

Sobre una negociación Gobierno-ETA, Alfonso Guerra fue tajante al decir: «No hay negociaciones en estos momentos con ETA». Para indicar que si un Gobierno, cualquiera que sea se pone a negociar con ETA o con una organización terrorista, «lo lógico es que no lo diga porque ello pone en peligro la negociación. De todas formas yo les puedo decir, que no hay negociaciones ni las va a ver».

Alfonso Guerra respondió que el binomio terrorismo y Francia van unidos, porque es evidente que el vecino país sirve de refugio a los terroristas.

 

< Volver