Autor: Martín, Mercedes G.. 
 Dos grupos "independientes" lanzados en concursos de rock. 
 Derribos vascos y Ardores madrileños     
 
 Diario 16.    22/01/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Diario 16/22 enero-83

Dos grupos «independientes» lanzados en concursos de rock

Derribos vascos y ardores madrileños

Entre lo más sobresaliente y prometedor de la pléyade de grupos que han agitado la escena musical da la capital se encuentran Derribos Arias, ganadores en la categoría de pop-rock del V Trofeo Villa de Madrid, y Polanski y el Ardor, que se llevaron el primer premio del II Concurso de Rock Madrid-región.

Ambos, después.de un buen puñado de actuaciones (por el momento en circuitos universitarios, fiestas regionales y cavernas"-rock), han suscitado un interés en el que parecen coincidir críticos diversos y un público minoritario.

La historia de Derribos Arias empezó en el otoño de 1981, cuando Alejo (caja de ritmos-sintetizador) y un ex Ejecutivo Agresivo, Poch º abandonan La banda sin futuro, el grupo que tenían en Donosti, su tierra. No es de extrañar que esta banda sin futuro se convierta en Derribos Arias: «Lo del nombre viene porque queríamos ser una empresa de derribos, lo que ocurre es que nos falta el S.A. o elS.L..., nos dedicamos a derribar por encargo aquello que nos piden de todos los sitios del mundo. Casi tan célebre.»

Derribos Arias

Era el momento de gestación de los sellos discográficos independientes, tos fantasmas de lo oscuro y un gusto especial por el morbo y lo siniestro se ponen de moda. Una especie de epidemia negra. Las obsesiones de las nuevas bandas —Gabinete Caligarí, Décima Víctima, Parálisis Permanente, etcétera...—, no son ya resacas de adolescencia, sino toda una sintomatología de amores sadomasoquistas, réquiems, neuras invernales, subliminales kafkia, nos o necrosis varias... Y aunque la música de Derribos Arias no escapa a este contagio, sería de obtusos encasillarles en la bruma moderna. Es difícil meterles en la gran familia del tecno-pop, término aplicable a todos los grupos que usan maquinitas, porque su percusión sea electrónica. Ellos mismos: «Mira, somos un grupo de euskalfunk, o sea, funky hecho en Esukadi.» «Euskalfunk» o no, si escuchas de entre su repertorio «Branquias bajo el agua» (baile de actualidad para peceras caseras), «A flúor» (sensaciones dentífricas), «Dios salve al lendakari» (himnillo para ikastolas modernas), puedes pensar que es eso: situaciones insólitas, humor de farmacia, estados visionarios...

£1 ardor de Polanski

Después de la buena impresión de su primer disco con Grabaciones Accidentales, sello al que siguen fieles. Derribos Arias son conscientes de estar acopiándose y, ahora, en su laboratorio musical (pequeño cubículo con paredes de arpillera y tenue neón) con la adición de Paul (batería), liman defectos de principiantes y fabrican nuevos sonidos que pronto saldrán plastificados.

Polanski y el Ardor acompañados de Rocky (un manager «comme il faut»), no han salido (uff) hasta en la TV, Su triunfo en el concurso de la Diputación madrileña tuvo un cierto eco. Pero ellos va existían desde hace algo más de año y medio.

La formación actual es Víctor (cantante y guitarra), Pejo (batería), Sacas (bajo-voz) y Carlos (saxo) se presentó a principios de la temporada pasada en la sala Carolina como teloneros de Radio Futura. Con ese nombre tan epatante y salido de normal y con una maqueta con tres buenos temas, Polanski y el Ardor han vampirizado con su música a más de uno.

Del extenso repertorio que tiene el grupo pueden nombrarse «En una revista vi que Alaska había crecido», «No soy un Airgam boy», «Speed Speed Anfetamina», además de sus «hits» «Chantaje emocional», «No uso laca», editados por el sello Spansul Records. El sonido del cuarteto tuvo un arranque punk que ha ido evolucionando hacia un batido pop muy peculiar, teñido de psicodelia, rock y humor negro. «Nuestros grupos favoritos son Echo and the Bunnymen, Ctash, Killing Joke, The Cure, Psicodelic Furks, Ramones..., pero no somos "listas" de nada. Nos gusta esto y nos lo trabajamos.»

Mercedes G. Martín

 

< Volver