Autor: Muguerza, J. R.. 
 Intenso fin de semana electoral. 
 Guimon (UCD) calificó a Garaicoechea de "Robespierre vasco"     
 
 ABC.    26/02/1980.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ABC. MARTES. 26 DE FEBRERO

INTENSO FIN DE SEMANA ELECTORAL

GUIMON (UCD) CALIFICO

A GARAICOECHEA DE "ROBESPIERRE VASCO"

Bondrés afirmó en Sestero: "El comandante Rodríguez Fuentes era de izquierdas y simpatizante

nuestro"

Bilbao, 23. (Crónica de nuestro corresponsal.) Viendo el mal ajeno, pero no el propio, achacando los defectos del prójimo y olvidándose cada uno de defender el programa de su partido, se celebraron el domingo, en la provincia de Vizcaya, 21 mítines de cara a las elecciones al Parlamento vasco. Al igual que el pasado fin de semana los partidos de la derecha —léase UCD y AP— volvieron a estar ausentes de las plazas o locales donde se tiene por costumbre llevar, a cabo las arengas.

Según parece, el partido gubernamental «conoce bien sus posibilidades» y solamente uno de sus líderes, Julen Guimón, se hizo oír por medio de la Agencia Efe para calificar a Garaicoechea de «Robespierre vasco», «que prefiere aliarse con los que extorsionan, secuestran, asesinan y nos hunden cada vez más en la miseria, que escuchar la voz del pueblo vasco.

Por su parte AP se conforma con la campaña publicitaria en los periódicos, una avioneta electoral y las contundentes declaraciones de su secretario general, Manuel Fraga.

ESTA VEZ, LOS GOLPES PARA EL PSOE.— SI el pasado fin de semana —primero de los electorales— los golpes, en su mayoría, fueron dirigidos hacia´ la UCD, ayer, quien tuvo que poner la cara fue el Partido Socialista, blanco de la mayoría de los dirigentes políticos. Así, el comunista Cemi Canteras manifestaba en el populoso barrio bilbaíno de Ochorcuaga que votar hoy al PSOE es votar la claudicación obrera y, por tanto, la hegemonía política, económica y social de la UCD y de la oligarquía. Por su parte, Letamendía criticó tanto al PSOE como a la UGT de haber abandonado al socialismo y a los. trabajadores por su postura ante el Estatuto del Trabajador.

Finalmente, haciendo alusión a la propuesta de suplicatorios contra los parlamentarios de H8, Letamendía calificó a los socialistas de «cómplices de la opresión nacional».

El Partido Nacionalista no iba a ser menos en las críticas a los socialistas y así, Javier Arzallus, después de pedir que no se votara a ningún partido estatalista, señaló el desembolso de la UCD y PSOE para llevar a cabo la propaganda, añadiendo que aquél no ha partido de las cuotas de sus militantes.

Por último, señalaremos que el tema ETA no fue privativo en los diferentes mítines. Castell, secretario general de ESEI, manifestó en un mitin de la localidad guipuzcoana de Rentería, que «si hay quienes amenazan con matar al presidente del Gobierno, también hay quienes sueñan con arrasar Euzkadi, y lo malo es que tanto una cosa como otra puede ocurrir».

Mientras tanto Bandrés, en Sestao, decía que «no podemos aceptar que se asesine al comandante Rodríguez Fuentes, militar demócrata y simpatizante de Euzkadiko Ezquerra». Por su parte, Ramón Fallo indicó «que LKI no está de acuerdo con los métodos de ETA, porque no sólo no ayuda con su actitud, sino que está haciendo un flaco favor • la lucha de izquierdas».—MUGUERZA.

 

< Volver