Autor: Idoyaga, Juan Manuel (Periodista; Diario 16 (Bilbao)). 
 El CGV confirmó el 9 de mayo. 
 Definitiva la fecha de elecciones al Parlamento Vasco     
 
 Diario 16.    14/01/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

14-enero-80/Diario16

El CGV confirmó el 9 de marzo

Definitiva la fecha de elecciones al Parlamento vasco

Bilbao (J. M. IDOYAGA, corresponsal) — El pasado viernes se inició la cuenta atrás del plazo exigido por la normativa electoral y que debe transcurrir antes de la celebración de elecciones al Parlamento vasco, tras la convocatoria publicada en el «Boletín Oficial del CGV» que fija la fecha electoral para el día 9 de marzo.

La aprobación y firma del decreto se realizó en el último Pleno del órgano autonómico, pese a las discrepancias existentes entre socialistas y nacionalistas.

El grupo socialista manifestó su temor de que los plazos previstos sufran posteriormente retrasos si el Gobierno no cumple sus promesas verbales de publicar las rúodificaciones a la ley electoral.

El PNV consideraba ineludible proceder a la convocatoria para dar sentido a la potestad prevista en el Estatuto de autonomía, y ésta lúe la tesis que prevaleció.

El PNV fue apoyado en su postura por los miembros de la UCD, conscientes de la necesidad de dejar bien al Gobierno en cuanto a sus promesas verbales.

Transcurridos los treinta días de la ley para la entrada en vigor del Estatuto, después de su publicación en el «BOE», el CGV hubiera podido pasar a denominarse Gobierno Provisional Vasco. Sin embargo, no se creyó oportuno este cambio de nombre ante los inconvenientes burocráticos que pudieran surgir.

Respecto al control de todo el proceso electoral, se manejó la idea de crear un comité de representación con el fin de que todo el peso no recaiga solamente en el Departamento del Interior. Esta idea no convenció el PNV que ofreció como solución intermedia la posibilidad de que todos los consejeros pudieran proponer cuestiones y controlar abiertamente la gestión de Interior del nacionalista Juan Manuel Epalza.

Tanto socialistas como UCD aprovecharon la ocasión para mostrar su disconformidad con la solicitud hecha por el PNV al Gobierno de que suprima las incompatibilidades que afectan a alcaldes y diputados generales.

Ambas fuerzas consideraron que el tema debía haber sido consultado en el CGV y que la compatibilidad sólo beneficia al PNV. Los nacionalistas contestaron que no ha existido intencionalidad de ningún tipo en esta gestión y que si en modo alguno se había producido perjuicio para otras fuerzas, estaban dispuestos a hacer una autocrítica.

En el capítulo de Orden Público Se ciñó a dos temas: La Junta de Seguridad y la Comisión de Derechos Humanos. El socialista Benegas defendió ambas posturas basadas en el artículo 17 del Estatuto de autonomía, diciendo que «aunque oficialmente debe ser una cuestión a realizar por el Gobierno vasco, es conveniente dejar el máximo camino recorrido y adelantar trabajo».

Finalmente fueron estudiados los presupuestos para 1980. El Consejo mostró su intención de elaborarlos en su totalidad aunque «hay que realizar un esfuerzo de imaginación».

 

< Volver