Autor: Angulo, Javier. 
 Herido en atentado un guardia civil en Guernica. 
 Muere un joven al dispararse en la cabeza ante un control policial     
 
 El País.    22/05/1980.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

POLÍTICA

NACIONAL/19

Herido en atentado un guardia civil en Guernica

Muere un joven al dispararse en la cabeza ante un control policial

JAVIER ÁNGULO, Bilbao

A la hora de redactar esta información son algo confusas las circunstancias en que se produjo, a primera hora de la tarde de ayer, la muerte de Jesús Andrés Zaldúa, que, según fuentes de la Guardia Civil, se quitó la vida en el interior de un taxi, en un control instalado por dicho Cuerpo

en la entrada de Amorebieta (Vizcaya), al dispararse en la cabeza con una escopeta que portaba. Las mismas fuentes relacionan al citado joven con el atentado sufrido media hora antes en Guernica por un guardia civil, que resultó herido por un disparo que le alcanzó en la cadera.

Hacia la una y cuarto de la tarde de ayer, cuando el guardia civil segundo Antonio Granjera Herrero se dirigía, tras recoger el correo en Guernica, hacia el cuartel de la Guardia Civil de la misma localidad, fue tiroteado, según dicho Cuerpo, con una escopeta por un joven situado a la altura del cruce de carreteras existente a unos doscientos metros del mencionado cuartel. El guardia civil, alcanzado en una cadera por uno de los disparos (los testigos escucharon entre •cuatro y cinco detonaciones), repelió la agresión disparando sobre el agresor, que huyó corriendo, desde el mismo cruce, por la carretera en dirección a Arbacegui, prosiguiendo después su huida a través de campas y huertas. El guardia civil herido quedó tendido y fue recogido minutos después y trasladado al hospital de Bilbao.

Según fuentes de la Guardia Civil, al conocerse el atentado se montaron en torno a Guernica controles de carretera. Uno de ellos había sido situado en la carretera que une esta localidad con Amorebieta, justamente a la entrada de esta localidad, una vez rebasado el puente sobre la autopista Bilbao-Behobia.

Siempre según fuentes de la Guardia Civil, hacia la 1.50 de la tarde se produjo en este control la muerte de Jesús Andrés Zaldúa. Al parecer, los efectivos de la Guardia Civil habían dado orden de parar a dos camiones en el control. Un taxi se situó justamente detrás. Cuando se procedía a la identificación de los ocupantes del primero de los vehículos se escuchó una detonación. Los guardias civiles se dirigieron hacia el taxi, un Chrysler de color blanco, matrícula BI-2627-O, desde donde parecía haber partido la misma. Cuando iban a identificar a los ocupantes, el propietario del taxi, J. Uberuaga Guerricagoitia, rogó a los miembros de la Guardia Civil que se acercaron que no dispararan y les relató en pocas palabras lo ocurrido. Fue instado a arrojar el arma fuera del coche y la tiró por la ventana. Al caer al suelo se disparó el arma y se produjo la segunda detonación. Las fuentes antes señaladas informan que durante el posterior registro del taxi se comprobó que el usuario del taxi se había disparado un tiro en la cabeza y estaba muerto.

El cadáver de Jesús Andrés Zaldúa, con la cabeza destrozada, fue conducido por un guardia civil hasta el dispensario de Amorebieta, donde se certificó que el joven era cadáver. En el mismo taxi se le trasladó al depósito del cementerio de la misma localidad. Pasadas las cinco de la tarde, el juez de instrucción de Durango procedió al levantamiento del cadáver, que fue conducido luego en coche fúnebre hasta el depósito de este último término municipal, donde se le efectuará la autopsia.

El propietario del taxi, que fue interrogado en la comandancia de la Guardia Civil de Bilbao, había recogido al joven muerto, al que, al parecer, conocía. Jesús Andrés Zaldúa, de veintiún años de edad, vecino de Busturia, es hermano del portero suplente del club Athlétic de Bilbao. La escopeta que portaba era de uno de sus cuatro hermanos.

Según ha podido saber EL PAÍS de personas que le conocían, el joven sufría, al parecer, depresiones, extremo este que no ha podido ser confirmado.

Las fuentes policiales han relacionado la presencia de Jesús Andrés Zaldúa en el control de la Guardia Civil de Amorebieta con el atentado sufrido media hora antes en Guernica por el guardia civil Antonio Granjera Herrero. Las mismas fuentes han basado sus sospechas en la aseveración de que los disparos hechos sobre el guardia civil se habían realizado con una escopeta de similares características a la que portaba Zaldúa. Caso de que finalmente pueda establecerse la participación de Jesús Andrés Zaldúa en el atentado contra el guardia civil, se trataría de una acción aislada, porque ETA no suele utilizar escopetas de cañones recortados en sus acciones ni sus miembros actúan en solitario.

 

< Volver